Se encuentra usted aquí

MAM vs. El Hijo del Santo en el Metro

Jefe de gobierno inaugura el pasaje de la lucha libre en la estación Guerrero
Durante la inauguración de Leyendas de la lucha libre, el jefe de gobierno aprovechó para tomarse la selfie con las estrellas de los encordados (LUIS CORTÉS. EL UNIVERSAL)
23/01/2017
01:09
Phenélope Aldaz
-A +A

[email protected]

El cuadrilátero se trasladó hasta los pasillos de la estación del Metro Guerrero. El encuentro sería máscara contra cabellera; los personajes: El Hijo del Santo y el jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa.

A la cita no faltó Mil Máscaras, quien incluso optó por un atuendo especial, traje y camisa rosa pastel, corbata gris con flores amarillas y su icónica máscara plateada con negro, que en esta ocasión modificó al integrar un convoy naranja en su ojo izquierdo y la “M” del Metro de la Ciudad de México.

El escenario había sido preparado, uno de los pasillos de la estación Guerrero fue tapizado con un mural de más de 2 mil metros en los que se rinde homenaje a luchadores pioneros como El Enmascarado de Plata, El Charro Aguayo y La Maravilla.

También se plasmó la imagen de quienes fueron iconos de la lucha libre mexicana como el Perro Aguayo, Blue Demon y Tinieblas; en un área especial El Santo, a propósito de los festejos por su 100 aniversario.

Alrededor de las 10:30 de la mañana llegó el jefe de gobierno, con un atuendo más casual —pantalón de mezclilla, camisa azul y saco oscuro— acompañado por un sonriente director del Sistema de Transporte Colectivo (STC), Jorge Gaviño; los dos se acercaron a la taquilla, compraron su boleto e ingresaron.

Y aunque la música y el ambiente estaban listos para el encuentro entre el mandatario y El Hijo del Santo, ambos se estrecharon la mano y dieron paso a la inauguración de la estación emblemática Leyendas de la lucha libre.

“Yo recuerdo, recuerdo cuando iba en la primaria y una de las ilusiones era poder comprar una máscara de los luchadores, poder comprar una máscara, que pudieras tener tu capa de luchador y poder jugar con tus amigos, se jugaba mucho a la lucha libre.

“En esa época era muy intenso y los veíamos en las películas y los teníamos como héroes, la verdad. Hoy los niños lo siguen haciendo y siguen siendo ustedes ejemplo, así que yo los invito para que sigan siendo esa parte de la leyenda de México del deporte”, comentó Miguel Ángel Mancera.

En medio de la algarabía, El Hijo del Santo no dudó en aprovechar el momento para solicitar al jefe de gobierno su apoyo para instalar el museo de El Santo, no sin antes agradecer por los apoyos que se han brindado a los luchadores, como la atención médica.

Leyendas de la lucha libre es una exposición permanente que se ubica al interior del Metro Guerrero, cuenta con fotografías, máscaras, cinturones y dos murales. Además, se colocó un espacio para tomarse una “selfie”, con la máscara del Hijo del Santo, recuerdo que el jefe de gobierno no dudó en obtener.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS