Se encuentra usted aquí

Van tras la pista de 'Legión Holk'

20/01/2017
01:16
Eduardo Hernández
-A +A

[email protected]

Desestabilizar o publicar humor negro es el objetivo de los grupos de redes sociales como @Holk_Legion4, quienes se adjudican situaciones que impactan a la sociedad, como la masacre ocurrida el pasado miércoles en Monterrey, donde un joven disparo a sus compañeros de clase en una escuela secundaria, indicó la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de la Ciudad de México.

La Unidad de Inteligencia Cibernética de la PGJ inició una investigación en torno a la cuenta @Holk_Legion4 y detectó que existe un grupo denominado Legión Holk, que tiene diversas células.

Las indagatorias identificaron que no sólo existe una Legión Holk, hay varias comunidades deformadas, muchos de ellos rebasan el límite del humor negro, que era el objetivo inicial de este grupo en redes sociales, y que ahora han desvirtuado su participación al grado de hacer apología de la violencia o incitar al delito.

Los grupos más radicales están conformados por miembros que incluso han sido expulsados de otras comunidades tras haber sido apercibidos por su actuar.

De acuerdo con la PGJ, estos grupos están integrados por usuarios de entre 12 y 16 años, los más activos en las redes, que buscan un sentido de pertenencia y se dedican a realizar actividades de troll, ataques en masa, para atraer la atención, generar polémica, confrontarse con otros usuarios, generar trending topic y establecer una tendencia.

“Una de las formas que han encontrado para actuar es adjudicarse acontecimientos que afectan a la sociedad, falsificando perfiles y tergiversando información, con el objetivo de generar campañas de odio”, dijo el encargado de la Unidad de Investigación Cibernética, José Roberto Uribe Ruiz.

Refirió que las investigaciones apuntan a que el perfil de estos usuarios denota una pérdida de valores, irresponsabilidad en sus actos y una idea de que no existirá consecuencia en sus actos al lanzar mensajes como #MasMasacresenMéxico.

“Para algunos miembros de estas comunidades es una broma, pero su impacto puede derivar en que otros usuarios no distingan entre el juego y la realidad, y creer que su mensaje de odio es auténtico y debe ser llevado a la práctica”, explicó.

La Unidad de Inteligencia Cibernética dijo que continuará el análisis forense de las redes sociales, en los que están involucrados los usuarios de esta comunidad.

Ante esta situación, que genera apología del delito, Uribe recomendó reforzar el núcleo familiar con los adolescentes; supervisar constantemente la actividad de los menores en redes sociales, sin violar su privacidad; reforzar el contacto con ellos y hacerles entender que sí existen consecuencias a ese tipo de conductas.

“Es importante que los padres entiendan que los equipos tecnológicos no son niñeras digitales, por lo que deben enfocarse en la recuperación de valores y hacerle ver a sus hijos que así como la tecnología tiene ventajas para acercarse al conocimiento, hacer mal uso de ella los puede llevar a ser víctimas de delitos como bullying; trata laboral o sexual; acoso, sexting o pederastia”, explicó.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS