Reincidentes en buena hora

A pesar de todo. Tercas como son, y cíclicas, han regresado a nuestras calles las jacarandas. Cada año porfían en su mensaje: se le puede ganar al gris. Les basta el color tan suyo combinado con hartos verdes para darle a la Ciudad una noticia: hay que reclamar, aguantar, tener paciencia, sacar fuerza de donde haya, y hallarla, para no cejar.

La soberanía radica en el pueblo

 

El 31 de enero pasado, 10 asociaciones ciudadanas solicitamos al jefe de Gobierno convocara a plebiscito para la ratificación o negativa de la sociedad capitalina a la nueva Constitución de la CDMX, aprobada por la Asamblea Constituyente.

Ante la respuesta negativa por parte del Gobierno de la Ciudad, el 17 de febrero los representantes de las mismas organizaciones promovimos ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación un Juicio de Protección de los Derechos Políticos Electorales del Ciudadano (JDC).

Transparencia, compromiso con la sociedad

Un conjunto de reformas constitucionales y legales han colocado a la trasparencia en México en uno de los mejores momentos de su historia reciente, pero, también, en un punto de arranque para hacer efectivo el ejercicio, sin discriminación ni restricciones, del derecho de acceso a la información y la consecuente exigencia de una efectiva rendición de cuentas del quehacer gubernamental en todo el país. 
 

Educación y cultura de la prevención

Cada vez que ocurren desastres naturales, como los terremotos acontecidos recientemente en diversas entidades del país, nos cuestionamos si estamos preparados para afrontarlos de manera rápida y eficaz. Es indudable que la fuerza de la naturaleza sobrepasa por mucho a la del hombre y que en ocasiones es imposible evitar sus efectos devastadores. Sin embargo, si la población se encuentra preparada, siempre será posible mitigar las consecuencias adversas de los fenómenos naturales extremos.

19/S: ¿efectos políticos?

Existe en alguna literatura sobre la (inacabada) transición política de México, la tesis de que el temblor de 1985 fue un factor determinante al movilizar a la ciudadanía por encima del aletargamiento de las autoridades. No está tan claro, al menos no en lo que hace a la elección de 1988, que marcó el principio del fin de la hegemonía priísta. Cierto que el régimen pagó un costo político por el pasmo gubernamental. Y que surgieron redes y agrupaciones ciudadanas a raíz de ello (que después algunos políticos capitalizaron). Pero no es suficiente para explicar el 88.

Adopta una casa en Morelos

Es difícil encontrar las palabras adecuadas para describir la desbordada generosidad de miles de personas que han volcado el corazón, para brindar ayuda humanitaria en beneficio de las familias de Morelos que se vieron afectadas en su patrimonio, salud, estabilidad economica y emocional por el impacto devastador del evento sísmico del 19 de septiembre pasado.

Un nudo en la garganta

El 19 de septiembre de 1985 yo estaba en Oxford, Inglaterra, a donde acababa de llegar para iniciar mi doctorado. La fecha original de mi boleto para volar del DF a Londres era el mismo día del terremoto, pero terminé mis trámites antes de lo previsto y adelanté mi viaje una semana. Me enteré de lo ocurrido por los noticieros televisivos, pues no había internet ni celulares y los teléfonos fijos no funcionaban.

Páginas