Ni la lluvia para el festejo en Tultepec

Tultepec, Méx.— El cielo lloró en este municipio. La avanzada del recorrido de toros pirotécnicos apenas pasaba por el centro de la localidad y se soltó el aguacero, que no fue suficiente para evitar que los participantes continuaran con el festejo a San Juan de Dios, patrono de los pirotécnicos.
08/03/2017
23:19
Juan Manuel Barrera Corresponsal
-A +A

[email protected]

Tultepec, Méx.— El cielo lloró en este municipio. La avanzada del recorrido de toros pirotécnicos apenas pasaba por el centro de la localidad y se soltó el aguacero, que no fue suficiente para evitar que los participantes continuaran con el festejo a San Juan de Dios, patrono de los pirotécnicos.

“Estamos de luto, sí, pero creo que primero son nuestras tradiciones”, aseguró Gloria María Almader Galindo, habitante de Tultepec e integrante de una familia de cuatro generaciones de pirotécnicos.

Agregó: “Esto no se acaba. La mayoría del pueblo se dedica a la pirotecnia. Independientemente del accidente en San Pablito, ha habido más, en los talleres, y seguimos. No se acaba. Yo creo que todos nos morimos en la raya”.

La familia Ramírez Almader creó el toro Esparco, de 11 metros de largo y 4.5 metros de alto, en honor a Rodrigo Lázaro Ramírez, quien falleció hace cuatro años y era pirotécnico. Ahora sus siete hijos se dedican a la actividad.

Almader Galindo dijo que el torito, junto con El Rey y El Zorro, fueron los más grandes del recorrido, también conocido como la Pamplonada Pirotécnica.

El 20 de diciembre un incendio en el tianguis de San Pablito provocó la muerte de 42 personas y lesiones a más de 60, una de las cuales sigue hospitalizada.

El 4 de marzo, justo cuando inició la Feria Nacional de la Pirotecnia, el estallido en una vivienda donde elaboraban fuegos de artificio dejó cuatro personas muertas.

Autoridades municipales aseguraron que por la tarde registraron 290 toritos pirotécnicos de todos los tamaños, en su mayoría monumentales, aunque la cifra podría superar los 300, ya que en el camino se sumaban más astados de cartón y madera. Calcularon los asistentes en unas 15 mil personas.

Hooligans participa desde hace 12 años y en su elaboración participaron unas 50 personas. Este año fue forrado con cortezas de árboles, en alusión a los árboles de la película El Señor de los Anillos. Sin duda fue uno de los toritos más espectaculares del festejo.

La mayordomía de San Juan de Dios propuso que la quema de toritos fuera en predios de Xahuento, donde se efectúa la Feria Nacional de la Pirotecnia, aunque muchos habitantes los quemaron en el centro de Tultepec.

Cada año el festejo suma más de 200 personas lesionadas, en su mayoría con quemaduras y golpes leves, pues los jóvenes desafían al fuego al correr entre los toritos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS