Se encuentra usted aquí

04/07/2015
02:30
Gerardo Suárez
-A +A

[email protected] 

El anuncio de la creación de la Línea 7 del Metrobús sobre Paseo de la Reforma provocó reacciones de oposición y dudas entre habitantes de las colonias contiguas a la vialidad más emblemática de México.

El GDF oficializó el 29 de junio la realización de este nuevo corredor que irá de Indios Verdes a la glorieta de Petróleos, en los límites entre Polanco y Lomas de Chapultepec.

Eduardo Farah, coordinador ciudadano de la colonia Chapultepec Polanco dijo que, si bien se requiere impulsar el uso de transporte público en la capital, la habilitación de carriles exclusivos, paraderos y autobuses de doble piso de la nueva Línea afectarían la imagen y el valor histórico del paseo.

Consideró que la Línea debería correr por Chapultepec y Constituyentes para atender la demanda de transporte con destino a Santa Fe.

Eloísa Alvarado, de la colonia Bosque de Chapultepec, coincidió en que la Línea 7 debería resolver esa demanda de transporte, pues al llegar sólo a Periférico se queda corta.

Los vecinos expresaron que hace 10 años se canceló un proyecto similar luego de que el Senado se pronunciara en contra

El jueves en su columna publicada en EL UNIVERSAL, el periodista Ricardo Alemán recordó que el Senado indicó en 2005 que el corredor de transporte era ilegal por los daños que causaría a la avenida y porque el GDF no tiene facultades sobre el Paseo de la Reforma.

Opositores a la obra empezaron a reunir firmas a través de una petición en la plataforma Change.org, en la que argumentan que generaría mayor tránsito y accidentes, por lo cual solicitan un debate público.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS