Crónica. “Está en peligro la vida de mi niña”

La familia de Priscila demanda la atención de las autoridades
El pasado jueves un pedazo de barda se desprendió de un edificio ubicado en Eje 1 norte. Tres personas resultaron heridas y una falleció
04/07/2015
02:37
Eduardo Hernández
-A +A

[email protected]

“No por pertenecer al barrio de Tepito es una niña del montón, ni con problemas, ella se dedicaba a estudiar y siempre está acompañada de nosotros”, recuerda la abuela de Priscila, la menor que el pasado jueves 2 de julio resultó herida al caerle una barda de la Plaza Tepito.

Afuera del Hospital General Balbuena, observando cada que salen a buscar a los familiares de un paciente, la familia de Priscila espera a que terminen de operarla debido a las fracturas que le ocasionaron los golpes.

Su madre, Karina Beltrán Valdés, quien acompañaba a la menor al momento del incidente comenta que aunque ella también presentó lesiones en cabeza y cuello, lo que más le preocupa es que su hija esté bien.

Sentada en una silla de ruedas, la señora Karina relata cómo sucedieron los hechos, “íbamos caminando por la calle y de repente sentimos que caían grumitos de tierra, quise agarrar a mi hija, pero me cayó una piedra en la cabeza y perdí el conocimiento, cuando reaccioné busqué a mi hija y vi que estaba en un charco de sangre”.

La menor de 14 años de edad fue diagnosticada con un traumatismo craneoencefálico severo, por lo que tuvo que ser intervenida el día de ayer, la operación es denominada riesgosa.

“La operación es muy riesgosa, está en peligro la vida de mi niña, le tienen que partir el cráneo y reconstruirlo. Tiene nueve fracturas”, comenta Patricia Valdés, abuela de la joven.

Ante la situación, los familiares se encuentran preocupados por quién cubrirá los gastos médicos ya que ninguna autoridad se ha contactado con ellos para hablar sobre el tema.

“Quién va a responder por los gastos que deriven su atención médica, porque ella va a requerir rehabilitación y más cosas, gastos de los cuales no tenemos la posibilidad de estar costeando” señala Patricia.

Los familiares denuncian que 24 horas después de que Priscila llegará a la clínica el personal del Hospital no les informó del estado de salud que presentaba la menor.

“Hasta hace rato nos enteramos que llegó en coma y que la iban a operar, nadie nos decía nada, hasta que su papá fue con el director del Hospital” indica la abuela.

Los doctores les comentaron que en cuanto se encuentre estable Priscila, tendrá que ser trasladada a un Hospital Infantil.

Patricia Valdés informó que ya hicieron las denuncias correspondientes, sin embargo, en el Ministerio Público les indicaron que tienen que acudir las afectadas a realizar la querella.

Comenta que hasta el momento no se ha encontrado al dueño del inmueble y lo que quieren es que se haga responsable de la situación y además le dé mantenimiento al lugar ya que peligran las personas que diariamente circulan en el lugar.

“Queremos que se le dé continuidad al caso, porque peligramos todos los que pasamos por ahí, ahorita está en riesgo la vida de mi niña y una persona murió, ¿quieren que mueran más?”, dijo Patricia.

Tras la caída de cuatro metros de barda en el edificio con el número 101 del Eje 1 Norte, policías capitalinos acordonaron la zona impidiendo el paso y que los vendedores ambulantes de la zona se instalaran, pero el día de ayer fueron retirados del lugar. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS