En el DF, 7 de cada 10 anuncios son irregulares

Empresarios denuncian falta de regulación en la colocación de espectaculares en el DF. De 10 mil sólo 30% son legales, denuncian
El inventario total de compañías incorporadas al programa de reordenamiento de los anuncios es de 52, aunque los empresarios del ramo aclaran que esta cifra no es real
18/05/2015
03:45
Diana Villavicencio
-A +A

[email protected]versal.com.mx

Más de 10 mil anuncios saturan la imagen urbana del Distrito Federal, de los cuales sólo 30% está regulado y 70% es ilegal. Actualmente existe un padrón total de cuatro mil 454 espectaculares presuntamente regulados que se aprecian en las principales avenidas de la ciudad.

En 2004, cuando la autoridad capitalina realizó el último censo, 43 compañías acordaron con el gobierno de la ciudad de México ingresar al primer programa oficial de ordenamiento.

Hoy, un grupo de empresarios denuncia que este registro está disfrazado y es inoperante, porque a partir de 2011 ingresaron de manera ilegal mil 331 anuncios que representan una severa desventaja para la industria de la publicidad exterior. Advierten que este censo está inflado e inclinado a beneficiar a un solo empresario.

La propia Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) ha reconocido que pese al empadronamiento de anuncios, la ilegalidad los sobrepasa. Hay cerca de 7 mil espectaculares irregulares y la dependencia local lo atribuye al rechazo de algunas empresas que supuestamente se niegan a ingresar al programa de reordenamiento.

Joel Muñoz Díaz, director de Strada Publicidad, da a conocer que desde 2004, 3 mil 123 anuncios quedaron empadronados, es decir regulados. Éstos son los que supuestamente se reducirían y reordenarían en diferentes puntos de la ciudad. Siete años más tarde fueron incorporados mil 331 anuncios favoreciendo hasta en un 60% a la empresa Publicidad Rentable, de Ricardo Escoto.

A la fecha, el inventario total de compañías incorporadas al programa de reordenamiento es de 52, aunque los empresarios del ramo aclaran que esta cifra tampoco es real, pues advierten que la Seduvi ni siquiera cuenta con expedientes sobre la existencia de los últimos anuncios incorporados.

Años atrás, cada empresario se hacía acompañar de notario público para certificar la autenticidad y ubicación del anuncio. Esta actividad dejó de practicarse en mayo de 2011.

A 11 años del programa de ordenamiento, la industria de publicidad exterior lamenta que el objetivo de mantener el orden y conservar la imagen urbana se haya desvirtuado y violentado el consenso para lograr una distribución justa de cada espectacular.

La Seduvi, en la administración de Arturo Aispuro (2004), fue la que marcó los lineamientos para que cada empresa entregara su registro de anuncios. Los propietarios lo hicieron con temor, pues durante años esta misma dependencia los había golpeado, dicen, más que ayudarlos. Se firmaron fideicomisos y acuerdos en los que se estipuló considerar a los anuncios por antigüedad.

Muñoz Díaz deplora que en un plumazo —el 10 de mayo de 2011— la autoridad haya sumado al padrón a mil 331 espectaculares. De éstos, 672 corresponden a un solo empresario, es decir que 50.48% lo encabeza Ricardo Escoto con Publigol, Máxima Vallas y Unipolares, así como Servicios Inmobiliarios Ren. Por otro lado, a la empresa denominada Murales, a la cual se le asignaron 209 anuncios.

El problema, de acuerdo con el director de Strada Publicidad, es que mientras la Seduvi privilegia a un empresario, a los demás incorporados y regulados les pretende reducir hasta en un 75% el número de anuncios en las ocho vialidades primarias más importantes de la ciudad de México.

En ningún momento se consensuó o se realizaron mesas de trabajo para avisar qué compañías buscaban sumarse a este acuerdo, todo fue en lo oscurito y sin el aval de los empadronados, señala Joel Muñoz.

Los expedientes de estos comercios que se sumaron en 2011 tampoco existen en la Seduvi, por lo que el empresario alerta de que son “espectaculares fantasmas”, porque no hay información que los acredite.

“En la actualización, al registrar estos mil 331 anuncios se pueden encontrar otros de empresas que están incorporadas desde un inicio y que de manera irregular la autoridad volvió a registrar”.

Por ejemplo, en el caso de la empresa Genemex, hay un anuncio que fue registrado con anterioridad y pretenden trasladar ese derecho a otra empresa de manera arbitraria e ilícita.

Hay otros casos en donde los sitios donde supuestamente están colocados ni siquiera existe el predio, e incluso así fueron considerados en el reordenamiento.

De acuerdo con Leticia Moctezuma, de Anuncios Técnicos Moctezuma, en toda la ciudad se han instalado anuncios a discreción. Ya lo han reportado a las autoridades pero a la fecha no se ha tenido una contestación veraz. Afirma que la Seduvi e incluso la Autoridad del Espacio Público, a cargo de Diana Quintanar, se han lavado las manos argumentando que no es tarea de ellos y ofreciendo respuestas como “denuncien con la autoridad”.

Un grupo de 14 empresarios ha ingresado 350 denuncias por irregularidades que, en la práctica, deberían existir 7 mil quejas dado que poco más de tres mil anuncios están dentro del marco legal.

“Se tiene que hacer que el padrón funcione, obligar a la autoridad a que responda todas las promesas que están por escrito y que no son más que otra cosa más que los convenios donde se estipula la reubicación”, argumenta Moctezuma.

El director de Strada Publicidad critica la falta de voluntad de la autoridad responsable cuando hay pruebas de la existencia de anuncios “fantasma”. Para ingresar los mil 331 espectaculares supuestamente se otorgó un plazo de cinco días para cumplir con los requisitos.

El trámite nunca se llevó a cabo, prueba de ello es que los archivos no están. En mayo de 2012, se solicitó al Instituto de Acceso a la Información (InfoDF) documentación al respecto, a lo que respondió que seguían siendo tres mil 123 anuncios los incorporados al programa de reordenamiento.

Para este sector de la publicidad este hecho es grave, ya que al incrementarse el número de anuncios las empresas en porcentaje de representatividad en la ciudad de México es cada vez menor. Las compañías buscan otras alternativas como el ponerse hasta en la vía pública y esto merma los ingresos de cada una de las empresas.

Las pérdidas económicas por industria son de 7 millones de pesos al mes, situación que ha obligado a los empresarios a reducir la planta de trabajadores.

Por ejemplo, Genemex detalla que con esta “corruptela de las autoridades” su facturación bajó hasta en 50%. Strada Publicidad tuvo que despedir a 30% de sus empleados.

Frente a esta situación, los empresarios demandan que en lugar de afectar a las compañías, que están reguladas con la suspensión de sus espectaculares —sin motivo o argumento alguno—, la autoridad empiece por clausurar los 7 mil anuncios ilegales y no por los que están regulados y que además están protegidos por una serie de amparos otorgados por la autoridad federal.

En enero de este año, la Seduvi publicó en la Gaceta Oficial del Distrito Federal un manual con fotografías del Reglamento de la Ley de Publicidad Exterior, para que la ciudadanía tenga información clara respecto al reordenamiento de esta actividad.

En el documento se establece que los anuncios espectaculares, adosados y vallas publicitarias deberán incluir una placa en la parte inferior con el nombre del titular del mismo, número y vigencia del permiso, licencia o autorización, así como la ubicación del anuncio.

Además fija las características, medidas y lugares donde podrán instalarse los distintos tipos de publicidad exterior. Los empresarios del ramo señalan que estos lineamientos no son respetados, pues a pesar de que sus anuncios están regulados a través del padrón, el Instituto de Verificación Administrativa (InveaDF) está suspendiendo sus actividades.

Avala ALDF padrón

El presidente de la Comisión de Infraestructura y Desarrollo Urbano de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), Carlos Hernández Mirón, avala el padrón de anuncios aunque admite que hubo una serie de circunstancias y acciones que no se pudieron concretar para su funcionamiento.

“Ha servido como el inicio para la rendición de cuentas sobre el número de espectaculares que se tienen, pero quien puede tener una visión más acertada sobre este asunto es el área operativa, que es la Seduvi”.

El asambleísta del PRD comentó que desde el recinto de Donceles lo que se busca es sumar las propuestas para que se puedan llevar a cabo en la ley y se dé el ordenamiento correspondiente. El objetivo, de acuerdo con Hernández Mirón, es el reordenamieto de toda la publicidad, pero sobre todo la no saturación, como la que se registra actualmente.

Asegura que hay puntos complicados cuando por ley cada anuncio debe estar por lo menos 250 metros entre uno y otro y ahora se localiza uno cada 100 metros.

Se dijo confiado con que la Seduvi implemente una serie de pláticas con esa industria para que juntos definan un padrón que sea lo más aceptado posible.

Como diputado de la zona sur de Tlalpan, sostiene que esta industria genera empleos en la ciudad, el mayor porcentaje de los espectaculares se encuentran en la capital del país. Más de 60% de anuncios de toda la nación están concentrados en la ciudad de México.

Desde su opinión, considera que el InveaDF ha cumplido con las atribuciones que le otorga respecto a la suspensión de actividades de un anuncio cuando se violente la norma.

Prefiere no opinar sobre la denuncia que los empresarios hacen respecto a la cancelación de anuncios regulados. El legislador local precisa que podría tratarse de un criterio distinto que no tiene que ver con el padrón.

“Hay muchos que deben exponer en el espectacular la placa de autorización y muchos de ellos carecen de esta nomenclatura y ése es un motivo por el que quizá se esté clausurando”, agrega Hernández.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS