Espían a Monreal y a Cuauhtémoc Gutiérrez

Captan en video llegada de Monreal y Gutiérrez a sede sindical. Ambos niegan haberse reunido en un domicilio de Tlalpan
A las 15:05 horas del lunes, Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre arribó a las instalaciones del Sindicato Nacional de Trabajadores de Seguridad Privada. Para las 15:20 horas llegó Ricardo Monreal Ávila (ESPECIAL)
09/04/2015
03:24
-A +A

Por: Diana Villavicencio

[email protected]

El candidato a jefe delegacional en Cuauhtémoc por Morena, Ricardo Monreal Ávila, y el ex dirigente del PRI en el DF, Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, fueron objeto de espionaje en una supuesta reunión que tuvieron la tarde del pasado lunes en un domicilio del centro de Tlalpan.

En un video de más de 40 minutos y fotografías, que tiene EL UNIVERSAL, se observa como llegan por separado a las instalaciones del Sindicato Nacional de Trabajadores de Seguridad Privada, Vigilancia, Traslado de Valores, Manufactureras de Equipo de Seguridad, Limpieza y Mantenimiento, localizadas en la calle de San Marcos 105, en la colonia Tlalpan Centro.

Primero llega el priísta y posteriormente el candidato de Morena. El presunto encuentro fue negado por ambos personajes.

El político zacatecano calificó el espionaje como una “práctica deleznable, pero que no me preocupa. Me han espiado en el PRI y ahora en el PRD porque les da temor que llegue a la jefatura de gobierno”.

Al respecto Gutiérrez reprobó la práctica, y afirmó que “el Cisen ya está actuando como en los tiempos de Echeverría, en el que quieren saber todos los movimientos que uno realiza”.

Dijo no saber si Monreal estuvo en el mismo lugar que él, “porque yo nunca lo vi”, cuando este diario lo buscó para tener su versión.

Ambos aceptaron haber estado en ese domicilio, pero negaron reunión.

Sede sindical. Las oficinas donde fue el supuesto encuentro son propiedad de Pedro Haces Barba, líder de dicho sindicato, y a quien no se le vio en las imágenes del video y las fotos.

La grabación se realizó desde el interior de un automóvil estacionado afuera del sindicato. Se ve que alrededor de las 15:05 horas, arribó Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre en una camioneta Van Express, color rojo con placas de circulación 332-YPN.

El chofer de la unidad realizó varias maniobras para estacionarse y quedó muy cercano a la pared del sindicato. Del lado del copiloto se ve descender al priísta.

Otras personas que lo seguían le tomaron fotografías, en las que aparece sobre la acera vestido con un traje color azul, camisa blanca y zapato en tono café. Esperó unos minutos y posteriormente ingresó al domicilio.

A las 15:20 horas, llegó el candidato a la delegación Cuauhtémoc Ricardo Monreal, junto con Pablo de Antuñano, a bordo de un automóvil Jetta, color rojo con placas de circulación 525-ZYX. En las imágenes se observa como el personal de seguridad del inmueble se acerca a abrirle la puerta del copiloto, para descender del vehículo.

Una vez fuera del auto, Monreal toma su saco de color oscuro y se dirige a la entrada del sindicato, mientras que Pablo de Antuñano se lleva a estacionar el Jetta a otro lugar, quien minutos después regresa e ingresa al sindicato.

Tras lo anterior, el auto donde se encuentran tomando las imágenes se retira del lugar, da vuelta en la esquina siguiente y con el movimiento la cámara se cae y se pierde la imagen.

“No soy amenaza para el país”. Entrevistado sobre la videograbación, Gutiérrez de la Torre dijo no estar preocupado por este espionaje, porque él ya no tiene nada que ver en la política y no aspira a ningún cargo público.

También rechazó que la camioneta Van Express roja con placas 332-YPN sea de su propiedad y, precisó que él viaja en la ciudad en una camioneta Mazda de color negro.

Reconoció que sí asistió al mencionado lugar porque Pedro Haces es su amigo y que nunca estuvo enterado de que Monreal estuviera presente en el mismo lugar.

“Él (Haces) tiene muchas citas y había que preguntarle si invitó a Monreal, no supe que estuviera ahí”, reiteró.

Agregó que Haces es líder de un sindicato nacional y que seguramente ve a muchas personas de las que él no tiene conocimiento.

Gutiérrez de la Torre también exigió respeto a su vida privada, porque aseguró que ya se está cayendo en un exceso sobre su situación.

“Que lo entiendan bien, yo ya me retiré de la política, no aspiro a un cargo de elección popular. No soy una amenaza para el país; esto ya es una ridiculez. ¿Qué es lo que quieren? Que me expulsen del país”, concluyó el ex dirigente del tricolor en la ciudad de México.

jram
 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS