El restaurante Temporal se queda con sus platillos más clásicos

El menú del chef Diego Pérez Turner integra ingredientes y temporalidad
Foto: ADRIANA SILVESTRE
06/07/2017
00:01
Adriana Silvestre
-A +A

El tiempo es de lo más valioso que tenemos, y el chef Diego Pérez Turner tiene una fascinación especial por este concepto, así que lo refleja tanto en sus platillos, como en el concepto de su restaurante Temporal. Desde 2014, cuando abrió sus puertas este lugar, el menú ha fluido con los ritmos de la naturaleza y ha estado marcado por las cuatro estaciones del año; por lo tanto ya ha tenido 12 cartas diferentes. Recientemente, el chef presentó una nueva propuesta, “nos vamos a enfocar en preparaciones donde el tiempo es fundamental, donde a las cosas hay que dedicarles lo necesario para lograr el resultado que buscamos. Elegimos los platillos clásicos, que han sido los favoritos o los más pedidos y recordados por nuestros comensales, al mismo tiempo son los que pueden permanecer todo el año sin mermar la calidad y el sabor que nos gusta ofrecer. Las temporadas siguen siendo importantes, pero se va a revaluar cada tres meses para ver qué se puede cambiar,” añadió. 
Las delicias
El nuevo menú ya está listo y se quedará hasta el 21 de septiembre. Como entradas clásicas se quedaron la ensalada de jitomates y ejotes con atún curado 24 horas, las tostadas bajaqueñas de atún sellado de Baja California con costra de chapulines oaxaqueños y sal de gusano, y los sopes de jaiba del Golfo con frijoles negros refritos, salsa verde cruda, crema y queso de cabra.
Para hacer honor al tiempo hay un apartado especial para los estofados, hechos con fuego y paciencia, como la espaldilla de cordero con curry rojo; el chamorro de cerdo Temporal, cocinado por seis horas a fuego lento en salsa de achiote y vino blanco servido con puré verde de papa con chile poblano, pollo orgánico en vino blanco y romero con pastelito de verduras. 
Las personas vegetarianas también tienen un espacio especial, pues el chef elige vegetales de temporada para preparar un platillo. Y, para el dulce final, la carta incluye cheesecake de queso de cabra fresco con naranja, limón y toronja; un panqué de plátano Tabasco con crema de avellanas o una tarta de duraznos de verano con tomillo y chocolate, entre otras delicias. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS