Abre un nuevo Delirio enfrente del Jardín Pushkin

La chef Mónica Patiño le dará un estilo de cantina esta nueva propuesta en la Roma
Foto: Maria del Carmen Hernández
05/07/2017
15:40
Redacción
-A +A

Sin duda, la Roma se sigue consagrando como una de las mejores zonas de la ciudad para disfrutar de un rato agradable y comer delicioso. Ahora, en esquina Álvaro Obregón y Avenida Cuauhtémoc, la chef Mónica Patiño abre la tercera sucursal de su aclamado Delirio pero ahora con un concepto de cantina.
delirio_pushkin_menu_el_universal_2.jpg
"Este era un local que solía ser una cantina llamada La Auténtica, mi familia es de aquí y cuando venía a caminar a Jardín Pushkin la veía y me gustaba. Contactamos con los dueños y la adoptamos,” comenta Patiño, quien menciona también que desde hace 30 años que comenzó a vivir en la zona ha visto la transformación de la Roma gracias al trabajo en conjunto  del gobierno y los vecinos. “Ha sido una transformación gracias a las  personas que viven aquí y que le apostamos al lugar en vez de irnos a otras partes.”

Artículo

10 lugares que tienes que probar en la Narvarte

Te damos 10 razones bien ricas para que te des una vuelta a la Narvarte
10 lugares que tienes que probar en la Narvarte10 lugares que tienes que probar en la Narvarte

Haciendo honor a la cantina que solía albergar el local, el nuevo Delirio mantiene la ambientación que tenía, “nos lo dieron tal cual, con muebles, vasos, platos... Únicamente se le dio una manita de gato, se arregló para que siguiera funcionando. La idea es que continúe con este estilo  y que durante las tardes se convierta en una cantina. Poder pasar un buen rato,  jugar al dominó y el cubilete; además, los jueves habrá botanas del menú que se van a adecuar a pequeñas porciones y cocteles,” apunta la chef Mónica, quien aclara que a pesar de este nuevo concepto, Abarrotes Delirio seguirá siendo precisamente eso: una abarrotería en donde puedas conseguir todo lo necesario para tu despensa. 
delirio_pushkin_menu_el_universal_4.jpg
“Nuestro servicio es comida muy aterrizada y casual,  donde cualquier persona se pueda sentir bien, es muy incluyente. Creo que tiene futuro, lo veo bien, me gusta la zona pues  tiene bastante flujo por lo que en definitiva se puede convertir en un buen lugar de encuentro,” concluyó. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS