Conoce las nuevas cosechas de esta vinícola mexicana

La bodega Château Camou sorprende con nueva imagen a la par de presentar sus nuevas cosechas. Dos tintos, dos blancos y el nuevo rosado forman parte de las nuevas cosechas.
22/07/2017
14:30
Redacción
-A +A
Sí, bodegas vitivinícolas mexicanas hay muchas, pero son contadísimas aquellas que se encuentran presentes en el top of mind y gusto del consumidor; aquellas que de inmediato nos vienen a la mente por su calidad y permanencia en ese mercado tan competitivo que caracteriza al vino mexicano. Una de ellas definitivamente es la bodega bajacaliforniana Château Camou.

“Somos una empresa familiar; estamos en este mercado desde 1995, tenemos ya 23 años produciendo vino estilo bordolés, lo cual se debe a que en un principio, antes de fundar la bodega, visitamos distintas partes del mundo probando y conociendo los distintos vinos. Al final nos dimos cuenta de que el que más nos gustaba era el bordolés, por lo que decidimos elaborar caldos a partir de cepas Cabernet sauvignon, Cabernet franc y Merlot, pero en el terroir mexicano,” comentó el ingeniero Fernando Favela, director general de la bodega quien recientemente presentó, en el Centro Ambrosía, cinco nuevos miembros de la familia Camou: dos tintos 2014, dos blancos 2015 y el nuevo rosado 2016.

“Hace 23 años el mercado era diferente a lo que es hoy en día. Nuestro objetivo principal era el hacer grandes vinos de guarda que pudieras conservar 10 o 15 años y poder beberlos sin ningún problema; podías producir un vino, tenerlo durante un par de años en barrica, luego tres o cuatro en botella y consumirlo seis o siete años después. Sin embargo, lo que hoy el público quiere es un vino bien elaborado, también de guarda pero que se pueda beber más pronto,” comenta Favela acerca de las nuevas cosechas, así como del cambio que está viviendo la bodega respecto a su producción.

Artículo

Armando: la fuerza del progreso

Tal vez la torta fundacional de la historia de México es la torta de Armando Martínez, que Artemio de Valle Arizpe refiere en Calle vieja y calle nueva
Armando: la fuerza del progresoArmando: la fuerza del progreso

“Hace tres años comenzamos a trabajar una reingeniería completa, desde el campo. Hemos cambiado nuestras tecnologías en el viñedo y en los procesos de vinificación, de tal manera que seguimos elaborando vinos de alta calidad, que siguen siendo de guarda y alto potencial, pero que ahora los podemos beber más pronto, como es el caso de nuestros tintos 2014 que hace años hubiera resultado impensable el tomarlos tan pronto. Ahora tenemos algunos vinos que llevan dos años en barrica y uno en botella y ya se pueden tomar,” destaca Fernando sobre el cambio que está viviendo la bodega, el cual también implica una nueva imagen y cambio de etiquetas que refuerzan el carácter de renovación en la empresa, para lo cual se han basado, tanto en la opinión pública como en las tendencias vinícolas mundiales. 

m-_chateau_camou2_conv.jpg

“Queremos que la gente conozca nuestros nuevos vinos, que vea nuestra nueva imagen y que juzguen por sí mismos lo que estamos presentando,” comentó.

Durante la presentación en Ambrosía pudimos probar las cinco etiquetas con las que Camou estrena imagen. La cata comenzó con un vino blanco, ligero, de la línea Umbral compuesto de 80% Chenin blanc y 20% Chardonnay, un vino fresco, frutal y untuoso, ideal para tomarse solo. El segundo vino consistió en su Chardonnay 2015 con seis meses en barrica, volviéndolo un vino más complejo. Llegamos su Rosé 2016, del cual Fernando nos comenta que “es el primer rosé que elaboramos nosotros. Es 100 por ciento Grenache y está pensado desde un principio para ser un rosé y no un subproducto como en muchos otros casos.” Este es un vino inspirado en el modelo de los rosados provenzales. Luego, en tintos probamos un estupendo Zinfandel 2014, elaborado en tanque de acero inoxidable y paso por barrica de 18 meses, “es un vino que tiene tres años y siete meses en botella, pero que ya se puede beber; es parte de lo novedoso de los nuevos productos que presentamos,” comenta Favela.

Finalmente llegamos a la estrella de la casa, su Gran vino tinto 2014, de mezcla bordolesa: 40% Cabernet sauvignon, 30 de Cabernet franc y 30 de Merlot. Se trata de un vino listo para degustarse, pero que de igual manera se podrá conservar en botella hasta por 17 años. Para disfrutar correctamente de estos vinos, el maridaje corrió a cargo del chef Sergio Camacho de Grupo Ambrosía, quien en conjunto con el enólogo de Camou, trabajó para resaltar las características del vino. “Parte de nuestro reto es seguir educando al consumidor mexicano para que conozca y consuma vino mexicano,” concluyó Favela.
 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS