La raicilla y el sotol son destilados que comienzan a despuntar en México

Espirituosos como la raicilla y el sotol han logrado diferenciarse gracias a su calidad. Conoce su método de elaboración
La raicilla y el sotol son destilados que comienzan a despuntar en México
Foto: Archivo El Universal
26/06/2017
12:22
Carlos Borboa
-A +A

Catalogados dentro de la familia de los ‘mezcales’, por compartir procesos de destilación y agaváceas como ingrediente base, espirituosos como la raicilla y el sotol han logrado diferenciarse gracias a su calidad y expresión sensorial. Cada variedad ofrece un vistazo al clima, tradiciones y herencia cultural de su región de procedencia.

Raicilla

Es, junto al tequila, uno de los grandes íconos del estado de Jalisco. La raicilla se elabora con diferentes variedades de agave, como maximiliana Baker, inaequidens Koch, angustifolia Haw (lechuguilla) y rhodacantha (mexicano).
Las cabezas maduras de agave se tateman y después se cuecen en hornos. Después de moler, se fermentan por hasta ocho días antes de destilar; el espirituoso posee entre 36 y 45 por ciento de alcohol. Hay categorías: blanca, oro, añeja y gran añeja. Su sabor es muy similar al tequila, dulce y aterciopelado; algunas variedades tienen notas ahumadas y de cítricos y coco. Tradicionalmente la raicilla se bebe sola, servida en una copa de vidrio soplado o como mezclada con jugo de naranja o maracuyá y agua mineral.
 

Artículo

Mujeres mexicanas en la industria del mezcal

Dos empresarias demuestran su poder para presentar un destilado suave, que ha conquistado al paladar extranjero
Mujeres mexicanas en la industria del mezcalMujeres mexicanas en la industria del mezcal

 

Sotol

Originario de los estados de Chihuahua, Coahuila y Durango, se obtiene de la fermentación y destilación de cabezas maduras del agave lechuguilla, sotol o serenque (dasylirion), que crece de forma silvestre en las zonas desérticas de la región. 
Después de la recolección, los cogollos del sotol (que tarda aproximadamente 15 años en madurar) se cuecen, fermentan y destilan. El espirituoso resultante posee entre 35 y 55 por ciento de alcohol, y es susceptible a ser abocado o añejado.
En su forma más pura el sotol es cristalino y brillante, con carácter floral y cítrico, menos dulce y más seco que el tequila. Protegido con denominación de origen desde 2002, este ícono del norte del país hoy está presente en mercados de Asia, Europa y Norteamérica. 

Fuentes: Humberto Córdova, director comercial de Comiteco Don Elías; NOM-159-SCFI-2004, Bebidas alcohólicas Sotol; NOM-168-SCFI-2004, Bebidas alcohólicas Bacanora, y Sistema de Información Agroalimentaria y Pesquera de Sagarpa. 

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS