Se encuentra usted aquí

Paraíso gastronómico en Nayarit

La Riviera Nayarita cumple 10 años de formarse como destino turístico, así que fuimos a explorarlo
NATALIA DE LA ROSA
04/05/2017
00:00
NATALIA DE LA ROSA
-A +A

La Rivera Nayarita está de fiesta porque en 2017 cumple una década de posicionarse como destino turístico y, en tan poco tiempo, ha logrado encantar a turistas nacionales y extranjeros. Su secreto es  simple, pues es una tierra de abundancia en productos de mar, frutas tropicales y, sobre todo, belleza natural. Desde Puerto Vallarta, yendo hacia el norte y por la costa, puedes recorrer sus destinos más conocidos como Punta Mita, Sayulita y San Blas, este último —quizás— el menos explorado, pero que se encuentra exhuberante y paradisiaco. “Fuimos el primer estado que llevó comida al Tianguis Turístico,” nos cuenta la chef Betty Vázquez, gran embajadora de la cocina nayarita y de su pueblo San Blas, “comenzamos a enlazar la historia gastronómica  con la parte cultural del estado; nos dimos cuenta que es una forma de promocionar el turismo.” 
Y para presumir están sus joyas gastronómicas que, explica la chef Betty, se dividen en regiones: por un lado la costa, con sus ceviches y aguachiles, tatemados, zarandeados, testihuiles y empanadas de camarón; luego está la zona centro de valle que tiene productos de maíz y caña, como en el municipio de Jala, que tiene la mazorca más grande del mundo. Nayarit tiene platos típicos como las gorditas de maíz y el pollo a la plaza, porque no todo es el pescado zarandeado. Además, en la parte alta, en la sierra, existe un clima árido y que, afirma la chef, “aquí se producen los mejores quesos del estado.”  

Artículo

Lujo y sabor en Punta Mita

Una cocina de mar y tierra completan el paraíso
Lujo y sabor en Punta MitaLujo y sabor en Punta Mita
 

El encanto del pescado zarandeado

Vino de una isla
Nos cuenta la chef Betty que el origen del pescado zarandeado se puede trazar a la isla de Mexcaltitlán, al noreste de Santiago Ixcuintla. “Esta isla está en medio del afluente del Río Santiago,” explica la chef, “y para ellos el zarandeado consta de pescado fresco sazonado con sal y cocido en la brasa a medio morir.” 
La zaranda se hacía con las varitas más jovenes del mangle —que no se queman, pero generan gran sabor— porque, al cerrar la rejilla, se puede voltear el pescado para cocerlo por ambos lados. Luego vino la marinada con axiote, pero “el original es con sal,” afirma Betty. 

experiencias_por_nayarit_el_universal_natalia_de_la_rosa1.jpg

Destino con lujo

Un lugar para consentirte
Punta Mita disfruta de las bondades del Pacífico mexicano, y actividades como paddle surfing, pesca deportiva de anzuelo y golf son algunos de los deportes  que ofrecen hoteles como el St. Regis Punta Mita o el Four Seasons Punta Mita, resorts que también han puesto gran atención en su oferta gastronómica.
Tacos de pescado zarandeado, de langosta y camarón  encabezan la oferta del Mita Mary Bistro Boat —en St. Regis Punta Mita— y, para  fine dinning:  Carolina, un restaurante con un menú atrevido y anclado a los sabores  típicos. Además, el hotel cuenta con el  ritual de champagne y ostras para disfrutar el atardecer en el Oyster Bar.  
Luego,  la cereza del pastel lo tienes en el spa del Four Seasons Punta Mita, que  consiente al viajero con  masajes y rituales corporales en uno de los mejores spas de la Riviera Nayarita.

experiencias_por_nayarit_el_universal_natalia_de_la_rosa7.jpgfour_seasons_st_regis_punta_mita_el_universal_natalia_de_la_rosa1.jpg

El paraíso nayarita

 En el puerto de San Blas
Este pequeño puerto te seducirá con dos grandes atractivos: su cocina típica en la localidad conocida como Las Islitas y el Parque Nacional 
La Tovara, una reserva natural ubicada a, aproximadamente, dos kilómetros de San Blas con un paisaje inigualable, pues se trata de un manglar de agua cristaliana que ofrece un santuario para gran variedad de aves, como garzas canelas y blancas, tortugas, cocodrilos y más. Un dato curioso es que La Tovara es uno de los puntos más importantes en toda América del Norte para observar aves, así que ¡saca la cámara!
Y para el antojo caminero, te recomendamos visitar  Garza Blanca, ubicado en La Bahía de Matanchén, en donde sus propietarios —Kari y Giovanni—  agasajan a los visitantes desde hace 15 años con el típico zarandeado sazonado “con mantequilla, ajo y un toque de salsa Huichol y de la casa,” explica doña Kari. Camarones cucharacha, ceviche de sierra, empanadas de camarón y platanitos asados completan las delicias que ofrece Garza Blanca.
Finamente, no puedes dejar de visitar el restaurante Delfín, de la chef Betty Vázquez, que tiene platillos como el ceviche marinado al curry y el de camarón seco, la ensalada de pulpo con manzana y, para el desayuno, pan de plátano, frijoles puercos y tamales de camarón. 

experiencias_por_nayarit_el_universal_natalia_de_la_rosa2.jpgexperiencias_por_nayarit_el_universal_natalia_de_la_rosa3.jpg

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS