Se encuentra usted aquí

El whisky escocés llegó para quedarse

Platicamos con Bill Lumsden, especialista en single malt escocés, para conocer más de la bebida
Foto: Cortesía
25/03/2017
18:00
María del Carmen Hernández
-A +A

Dentro del mundo del whisky existen principalmente dos categorías: el blended y el single malt. El primero está elaborado a partir de mezclas de distintos whiskies, mientras que el segundo se produce a partir de la destilación de un solo grano. Dentro de la categoría de whiskies de single malt encontramos al escocés Glenmorangie, una casa que desde su creación —en 1843— destila whisky de primera calidad, gran sabor y muy fácil de beber.

Recientemente estuvo en México el Dr. Bill Lumsden, director de creación y destilación de Glenmorangie en Escocia, y tuvimos la oportunidad de charlar un poco sobre este single malt destilado en los Highlands y madurado en barricas de roble. “Creo que algo que hace a este whisky especial es que tiene un sabor muy suave que lo hace muy fácil de beber, pero a la vez tiene una enorme complejidad que atrae a los bebedores más expertos,”comenta Lumsden.

Poco a poco el conocimiento del público acerca del mundo de los destilados es mayor; no obstante, el mundo del whisky se caracteriza por las sutilezas que cada ejemplar tiene en cuanto a su elaboración y, finalmente, su expresión en cada copa o trago. “México se está convirtiendo en uno de los mercados más importantes para el consumo del single malt,”afirma el experto y no es para sorprenderse, pues la manera de tomar whisky ha cambiado: si le preguntas a un bebedor experimentado quizás conteste que la manera de tomar whisky es straight ; es decir, en las rocas, y si se es más aventurero lo podrá tomar con un poco de agua mineral. En la actualidad con la creciente rama de la mixología, el whisky ha pasado a formar parte de las mejores cartas de coctelería: “sí promovemos la coctelería con whisky con cocteles tradicionales como un old fashioned o un whisky sour. Los cocteles están para quedarse,” comenta Lumsden, quien también recomienda comenzar a maridar con whisky platillos con productos de mar como pescados semigrasos o camarones. Eso sí, sin dejar de lado el chocolate que va muy bien con numerosas bebidas, incluyendo este destilado escocés, incluso con un toque de sal.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS