Se encuentra usted aquí

Un vino hecho para la guerra

Armas de Guerra expresa la riqueza y el carácter de una zona vinícola con historia
Foto: Cortesía
11/03/2017
12:39
Rubén Hernández
-A +A

"En un mercado que muchas veces luce saturado y donde el consumidor suele sentir que no hay opciones verdaderamente diferentes, Armas de Guerra, vinos de la DO Bierzo, ofrecen un panorama de alternativas en las que uvas como la Mencía, en el caso de los tintos; y la Godello, en el de los blancos, apuntan a sintonías diferentes en el paladar y en las armonizaciones. Nos lanzamos al mundo desde hace varios años con la convicción de que nuestros vinos tienen identidad y eso, en los tiempos y las condiciones actuales, son factores indispensables si quieres lograr un posicionamiento verdadero", dice Vicente Casas, director de exportaciones de la bodega española Guerra - Vinos del Bierzo.
Agrega: "La frescura y la acidez de nuestros vinos son elementos distintivos que abren camino en el gusto del público, ofreciendo notas que hacen la diferencia. La Mencía ha sido históricamente nuestra uva emblemática. La frutalidad, con acentos florales, tiene características únicas que además han logrado una excelente empatía con las cocinas de distintas culturas. Vinos Guerra es la marca con la cual trabajamos dentro de España; mientras que Armas de Guerra es el nombre con el cual no hemos ubicado en países como Estados Unidos, Reino Unido y Holanda, con mucho éxito. La exportación actualmente es de 500 mil botellas".
Casas expresa que la bodega fue fundada en 1879. Su iniciador fue Antonio Guerra, quien entendió el potencial de las uvas autóctonas y contribuyó activamente, tras la filoxera, a definir lo que es hoy el viñedo berciano. "Fue un innovador y dicha labor de adelanto se continúo al paso de las generaciones: fuimos creadores del primer rosado 100% Mencía con estilo provenzal en la DO Bierzo, un Godello semidulce con solo 9% de alcohol; además de desarrollar con mucho orgullo nuestro Vermouth Guerra". 
Subraya que la variedad Mencía, emblemática de la D.O. Bierzo, se cultiva desde tiempos de los romanos en el norte de la península ibérica. Tras la epidemia de filoxera que diezmó los viñedos europeos en el siglo XIX, esta variedad se empezó a utilizar en la elaboración de vinos de intenso color, aromáticos y afrutados, incluso se llegó a creer que era un clon de la Cabernet Franc, que se introdujo en Galicia en el siglo XIX. 
"La encontramos también de forma abundante en el sureste de Galicia (Ribeira Sacra, Valdeorras y Monterrei) y en Portugal. Tiene buena fertilidad y admite las podas muy cortas y se adapta bien a las espalderas", precisa Casas.

botellas-armas-de-guerra.jpg
"Queremos la gente conozca más y más nuestros vinos, que se enamoren de ellos y descubran el carácter y la personalidad que ofrece el Bierzo. Nuestro blanco es una mezcla de Godello y Doña Blanca; fresco y vivaz, con una explosión frutal envolvente. El rosado Mencía, uno de nuestros orgullos, tiene aromas a rosa y jazmín; en boca es una explosion de fruta roja envolvente, dejando una sensación de frescura y viveza.
"El Godello es una expresión festiva de esta uva: fragante, con notas en nariz de fruta madura y especias. En boca es sedoso y mineral, con un carácter que siento estupendo para diversos platillos de la cocina mexicana. Nuestro Mencía Roble es el resultado de viñedos de 65 a 85 años en vaso, con sabores que son la memoria elocuente de la tierra. El Mencía Crianza es la expresión franca de esta uva en sus conceptos más clásicos", precisa.
México, añade, es una cultura cuyos sabores encuentran vínculos muy elocuentes con los vinos de El Bierzo. En nuestro caso llevamos más de dos años de presencia en el mercado y hemos visto una progresión en el mercado, con una aceptación creciente. En nuestro trabajo hay oficio, historia, búsqueda continua y un amor patente por nuestras raíces. Es una idiosincrasia que buscamos transmitir en cada botella.

 

 

 

COMENTARIOS