Se encuentra usted aquí

Síguele la pista a la torta

Si tienes paladar aventurero y te encanta buscar opciones para disfrutar este clásico antojo, te decimos el lugar ideal para probarlas
24/07/2015
08:45
Adriana Durán
-A +A

Imagina tomar entre tus manos la crujiente telera y saborear su delicioso relleno de carne de cerdo hecha en su tiempo de manera artesanal, algunas con pesto y alcachofa o con queso reblochón y mostaza antigua de Dijón, si son las deliciosas tortas gourmet, que hoy en día se pueden disfrutar en algunos puntos de la ciudad de México.Ya sea en bolillo o telera, la torta es uno de los alimentos favoritos del mexicano, después del taco. Su evolución ha sido sorprendente, la vida cosmopolita y la evolución de sabores han dado a este delicioso manjar sorprendentes preparaciones gourmet.

Son contados los lugares que ofrecen tortas de la alta cocina, pero de que los hay, los hay. ¿Pero cómo se define a este antojo citadino?, varias definiciones coinciden en que es un bocadillo, con una telera, a manera de sándwich con  relleno de algún guisado, éste puede ser con carnes frías, vegetales o la clásica de jamón.

La telera es un pan francés, el cual tiene la corteza crocante y gustó mucho desde su aparición. En la actualidad, chefs y maestros panaderos engloban con el nombre de pan francés a los crujientes bolillos, teleras y baguetes.

Algunos documentos de cabildos muestran que hacia 1871 en la panadería de la calle de La Joya, en el centro de la ciudad, se vendían las tortas de 22 y 24 onzas de peso a un real. 
Desde entonces y ala fecha este alimento ha sido especialmente realizado para llevar al día de campo, de viaje o como lunch a la escuela. Su relleno ha tenido evolución, Salvador Novo, cronista y gran gastrónomo por convicción del siglo pasado, en su libro Historia Gastronómica de la ciudad de México, narra de las famosas tortas Armando que nacen en 1892, que en ese tiempo eran “Las tortas de la Espíritu Santo”, el nombre era por la calle en que se encontraban. Éstas eran preparadas por don Armando Martínez, quien tenía una amplia carta, la clásica de jamón, preparaba también de sardina,  milanesa y pollo.

Pero el tiempo no ha terminado con esta rica y famosa especialidad que día a día surgen ricas y suculentas tortas, lugares de tradición y algunos nuevos, siguen evolucionando la receta del pan, presentación y sobre todo rellenos de sorprendentes combinaciones que hoy en día han logrado colocar este antojo que antes era considerado popular a ser hoy uno de las creaciones de reconocidos y famosos chefs. 

L´Encanto de Lola

Es un lugar que guarda la magia de la época de los 50,  zona donde surgen algunos sitios especializados en suculentas tortas. Un restaurante alojado en una vieja casona de San Ángel, L´Encanto de Lola cuenta con una amplia carta de tortas gourmet y además, todos los jueves se puede disfrutar de una función de cine al aire libre con el servicio del restaurante. 

Sin duda, lo que hace  único a este lugar es la preparación de sus diferentes especialidades, empezando con la elaboración del pan de costra crujiente que se hornea ahí mismo. No hay que perderse  La Porchetta, su relleno es de una sabrosa carne de cerdo cocida lentamente con especias, la cual produce un  jugo de sabor inigualable, la cual, a medida que las vas disfrutando,  puedes ir sopeando en este líquido que te propociona una explosión de sabor en el paladar. Esta especialidad fuera de serie está aderezada con mayonesa aioli, elaborada de manera artesanal en el mismo restaurante y lo que le da un toque muy especial son algunas hojas de arúgula, la cual da un sabor fresco y un toque de aroma, que en ninguna otra especialidad de este tipo vas a poder encontrar. 

Abarrotes Delirio

No te puedes perder las espectaculares tortas gourmet de Delirio Abarrotes. Un sitio ubicado en la colonia Roma, que te ofrece productos orgánicos, desde quesos, lechugas, hasta panes y chiles encurtidos para acompañar tu antojo.

Y si eres de los que le encanta andar probando delicias en un lugar y otro, éste es el sitio ideal para saciar tu antojo.

Te recomendamos pedir las tortas de Portobello y las de pollo, ambas especialidades van acompañadas de col y un aderezo que las convierte en algo único.
Delirio abrió sus puertas en la colonia Roma con el objetivo de ofrecer a los amantes de la buena gastronomía una gran diversidad de productos 
a precios accesibles, así como un menú que con- quiste los paladares.

Este concepto es creación de la chef Mónica Patiño, no es un lugar pretencioso, sino sencillo y de calidad para que te sientan a gusto. 

El Parnita

Si caminas por la colonia Roma y de pronto sientes un antojo feroz de tortas elaboradas de manera espectacular, lo mejor es que te dirijas hacia Avenida Yucatán y busques el restaurante El Parnita, donde la familia Martínez Acra estará feliz de recibirte, atenderte, consentirte con sus ricas especialidades de este antojo mexicano, donde además, también podrás encontrar tacos, tlacoyos, sopas, ensaladas y aguas frescas, sólo por mencionar su amplio repertorio culinario.

“El Parnita es una antojería 100% mexicana. Ofrecemos un poco de todos los lugares de la República Mexicana. Nos interesó rescatar el acervo gastronómico que nos heredaron nuestros abuelos”, explica Betty Acra, quien se encarga de cocinar junto a su hijo Nicolás Martínez.

La carta de El Parnita es fija, pero hay una sugerencia diferente todos los días. Lo más solicitado hasta ahora en cuanto a tortas es la ahogada y La Parnita.

El sabor es inigualable, desde la telera delicadamente crujiente con un relleno de pierna de cerdo, generosas rebanadas de lomo, frijoles bien refritos, queso panela y aguacate. La cual la puedes aderezar con salsa de chile habanero o  costeño, ambas especialidades son deliciosas y tu paladar te agradecerá tan sabia decisión de visitar este lugar que se ha hecho ya famosos entre los amantes de la buena cocina. 

La Barraca Valenciana

Es un pequeño lugar bastante acogedor, ubicado en el centro de Coyoacán, en la ciudad de México, sitio establecido  desde 1988. Se trata de un restaurante dedicado especialmente a la elaboración de   tortas. En su carta se encuentran las especialidades de calamar con chimichurri, de bacalao del tío, de morcilla y butifarra, de calamares a la romana y la de berenjena que es una delicia, entre otras delicias de alta a cocina arropadas por dos rebanadas de delicioso pan (telera).

Tal vez pocas veces cocinan la berenjena en su punto, pero en la Barraca Valenciana la torta de este ingrediente es la favorita de todos aquellos asiduos a saborear sus exquisitas tortas. El pan es crujiente y con un sabor rico. Desde que llega a tu mesa, puedes ver las delicadas rebanadas de berenjena, perfectamente cortadas, al tamaño de la telera. El queso en su punto fundido se asoma entre el pan y la berenjena, que está frita en aceite de oliva que evoca al mediterráneo, pero el éxito está en su aderezo, el cual proviene de una receta de familia la cual guardan como tesoro y bajo reserva para poder satisfacer tu paladar. 

Por si fuera poco, puedes acompañar tu torta con helada cerveza artesanal, no olvides preguntar por la amplia selección que tienen. 

Bravo Lonchería

La ciudad de México ofrece una gama infinita de establecimiento para degustar una buena torta. Sin embargo, no en todos los lugares puedes 
encontrarlas en su concepto gourmet y, además, sabrosa, tal es el caso de Bravo Lonchería, un pequeño lugar atendido por tres entusiastas jóvenes chefs que buscan innovar en la alta cocina de este típico antojito nacional. 

Las  tortas en este lugar son elaboradas con esmero cuidado con una combinación de cocina mexicana y gourmet. El pan es de casa que convierten a la torta en algo único. 
Las especialidades van desde la  milanesa, calamar crujiente, de rabo de res estofado, en este último emplean pan suave y jugoso. Hay quienes no se pierden la de chile ancho relleno de pavo en caldillo de hoja santa, un verdadero deleite para el paladar.

Sin embargo, la reina de este lugar es la short rib,  preparada con relleno negro cocina con una porción de especias que perfuman el paladar. Además el tono morado de la cebolla le proporciona a los demás ingredientes un color intensoque  invitan a saborear  con una gran mordida este manjar  para terminar de disfrutarla hasta ver el final de tan suculenta preparación con una gran sonrisa, realmente una exquisita experiencia culinaria, la cual no podrás dejar de disfrutar una y otra vez cuando tu antojo te lo exija. 

 

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS