Se encuentra usted aquí

El lado dulce de Grecia

Una manera de evocar gratamente a este país es mediante su repostería, la cual se caracteriza por su gran variedad de manjares
16/07/2015
09:21
JIMENA GONZÁLEZ BERNAL
-A +A

En últimas fechas, cuando oímos hablar de Grecia, ya no relacionamos esa palabra con exhuberancia de su mitología, sino con la austeridad que su grave crisis económica ha traído a sus habitantes y ha repercutido a nivel mundial. Pero como las penas con dulce son menos, aquí te presentamos estas delicias que te dejarán un buen sabor de boca.

En los dulces y postres griegos sobresalen tres ingredientes básicos: limón, naranja y miel. 

A la lista se une otro ingrediente imperdible, la pasta filo (de hoja muy fina),  que por influencia del mundo turco termina por crear postres como el Baklava, un tartín de pasta de nuez envuelto en filo y bañado en miel griega, canela y clavo, estas dos últimas especies son parte de la decoración y sabor del galaktobureko, otra suculenta propuesta que tiene similitud con los postres del mundo árabe. Se trata de una natilla a base de semolina, con unos toques de vainilla aromatizada y naranja, toda la mezcla es envuelta en una pasta de filo para formar los rollitos. 

“Grecia estuvo sometida durante 400 años por el Imperio Otomano, así que influyó a la cocina para dar como resultado este tipo de postres. Otro elemento que también dejó huella en la gastronomía de mi país, fue la Revolución Griega (1821 -1832), que retomó elementos de la cocina europea, principalmente de la francesa”, explica Stefan  Petridis, chef y dueño del restaurante Mythos Estiatorio, sitio que se caracteriza por ofrecer la auténtica cocina griega, establecido en la ciudad de México.

Influencia italiana

Del arte culinario italiano se retoman todos esos ingredientes cremosos y suaves que dan vida, por ejemplo, a un profiterol, el cual se prepara con bolitas horneadas de masa de huevo, harina, agua y mantequilla, rellenas con una crema pastelera que contiene mastica,  un ingrediente  aromático que  se extrae de un árbol que sólo se encuentra en la Isla de Quíos.

Siguiendo con la consistencia cremosa, ¿qué tal un yiaourti me meli, que ofrece la oportunidad de experimentar el sabor único del famoso yogur griego? acompañado por frutas frescas, nuez y bañadas con miel. 

Es precisamente la miel, otro de los ingredientes esenciales para cubrir los famosos rollos griegos ( loukoumades), en donde además, se emplea la canela y la nuez finamente picada que se unifican a las bolitas para dar volumen a su presentación, al morderlas se puede escuchar ese sonido crocante que termina por ser una verdadera explosión en el paladar. 

Tampoco pueden faltar las frutas rojas que se utilizan principalmente para la decoración: fresas, cerezas y frambuesas terminan, además de seducir a la vista, al olfato y al gusto, por hacer un contraste de sabores.

Por tradición, a la mesa se sirve uno de esto platillos acompañado por café griego y un vaso con agua. Es muy típico en Grecia vaciar el asiento que sobra de la bebida caliente y leer el futuro del comensal, una costumbre que se realiza en la mayoría de los restaurantes típicos de Grecia.  

Las delicias a través de la historia 

Los cereales constituyen la base de la alimentación griega, principalmente el trigo y la cebada. Descascarillado por remojo, el trigo podía ser transformado de dos maneras principales: reducido a sémola, será empleado en hervidos; molido y convertido en harina  y amasado, servirá para fabricar pan o tortas, simples o aderezadas con queso o miel. Se conocía la levadura y corresponde a los griegos el invento del horno precalentado en su interior y con apertura delantera, que después se emplearía en cocina, pero el horno de piedra no aparecerá hasta la época romana. Según una prescripción de Solón, legislador ateniense semimítico del siglo VI a. C., el pan de trigo, artos, debía reservarse a los días festivos.

Plakon, que se suele traducir por pastel, designaba en realidad una especie de galleta de harina de avena, con queso blanco y miel.

Muchos de estos pasteles se comían en ocasiones especiales: en el teatro (stolytés y artocras) o en las fiestas religiosas en las cuales se disfrutaban las delicias reposteras que tanto encantaban a los habitantes de quellas épocas.

Actualmente, tiene la oportunidad de degustar estos platos dulces para deleitar tu paladar.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS