Se encuentra usted aquí

Votar en peligro; deber de advertir; derecho a saber

08/11/2017
02:17
-A +A

Peligroso caso. Los procesos electorales se han vuelto trances peligrosos. Se comprueba al cumplirse hoy un año de la elección de Trump y se advierte a unos meses de la elección presidencial mexicana. Y no sólo por las amenazas cumplidas en que se convierten, ya en el gobierno, los amagos de campaña de personalidades autoritarias en lucha por el poder, con sus retóricas ofensivas contra personas, grupos e instituciones. También, y acaso de manera más preocupante, por la injerencia de la internacional populista en que parece convertirse un hackerismo ruso dispuesto a erosionar sistemas democráticos y acabar (gracias a la complicidad de sus aliados en elecciones nacionales) con prósperas regiones comerciales como la del TLCAN, y con bien armadas estructuras supranacionales, como la Unión Europea.

Abundan las advertencias para los electores del año próximo en periódicos, revistas, programas de radio y tele, sitios electrónicos y redes digitales que colman la agenda pública global con balances del año transcurrido. En Estados Unidos esta fiebre alcanza la producción editorial. En las mesas de novedades y bestsellers destacan los títulos sobre el tema. Y entre éstos, en efecto, dominan los que mencionan alguna derivación de la palabra ‘peligro’. Por ejemplo, desde el estante de entrada de una sucursal de Barnes & Noble en Dallas resalta, sobre la cabeza de Patricio (un nieto onceañero, ávido lector), un volumen que proclama a grandes caracteres: El año que votamos peligrosamente.

Publicado en la colección de bestsellers del New York Times, reúne —bien contextualizadas— las columnas de la premio Pulitzer Maureen Dowd. El título The year of voting dangerously recuerda el de la película australiana de 1982, El año que vivimos en peligro. Y además está el subtítulo El enloquecimiento de la política estadunidense (The derangement of american politics). Pero está también el más reciente título de la colección: El peligroso caso de Donald Trump (The dangerous case of Donlad Trump). Y no. No es un panfleto propagandístico. Coordinado por Bandy Lee, de la Universidad de Yale, por sus páginas desfilan 27 siquiatras y especialistas en salud mental que evalúan la que ellos consideran muy dañada del actual presidente de Estados Unidos.

Deber de advertir. Abre el libro un prefacio de Robert Jay Lifton, reconocido estudioso de los efectos de la bomba en Hiroshima y de los generados en los médicos nazis de los campos de concentración. Aquí rechaza aceptar como ‘normalidad’ los “patrones sicológicos peligrosos de Trump”, entre ellos su tendencia a fabricar su propia realidad. Lifton la llamó ‘normalidad maligna ’ en sus dos estudios anteriores. Ahora aplica el concepto a los efectos de la conducta del actual gobierno o ‘anti gobierno’, le dice, de EU. De allí el lema de la Conferencia de Yale de donde surgieron estos trabajos: el “deber de advertir”, en este caso, del peligro que representan para Estados Unidos y el mundo los trastornos siquiátricos que le enlistan a su presidente los autores de este libro.

Derecho a saber. Correlativo a aquel ‘deber de advertir’ aparece el ‘derecho a saber’, en el caso, a dónde puede o no ir Trump. En el clima de miedo, ira y confusión que ha hecho recordar a analistas y encuestadores los meses previos a la caída del presidente Nixon en 1974, llaman la atención en las librerías de Dallas varios alteros de libros de bolsillo de sobria portada, con fondo azul y letras negras formando la palabra impeachment, y con un subtítulo en letras blancas: A citizen’s guide. El título alude al procedimiento del Congreso para destituir al presidente —entre otros funcionarios— y procesarlos por sus faltas. Y en el caso de esta ‘guía ciudadana’, tampoco estamos ante un panfleto político. Acaba de salir de las prensas de la Universidad de Harvard y su autor es un distinguido profesor de su escuela de Derecho: Cass R. Sunstein. (Aunque la oportunidad de su aparición no parece agotarse en fines meramente académicos).

 

Director general del Fondo de Cultura Económica

José Carreño Carlón es académico, profesor, periodista y escritor. Es licenciado en Derecho por la Facultad de Derecho de la UNAM, cuenta con el Master of Public International Law por la Rijks...

Comentarios

 

MÁS EN OPINIÓN