Se encuentra usted aquí

La desilusión de la democracia

Algo debe de estar pasando para que los ciudadanos seamos cada vez más escépticos y desconfiados de la política, de los políticos y en general de la democracia
05/11/2017
02:13
-A +A

En un nuevo ejercicio de opinión y percepción sobre los ánimos sociales que hay en la región, la prestigiada ONG Latinobarómetro, da cuenta de los resultados que hay en cada país con relación a la democracia y la economía en el 2017.

Los resultados no son nada buenos en lo general para ninguno de los 22 países encuestados, pero como siempre hay unos peor que otros. Y lamentablemente en México la democracia no es una cosa bien vista, al igual que los partidos, los sindicatos, los parlamentarios y el gobierno. En esta encuesta la popularidad del presidente es del 20%.

Me llama la atención que incluso en Venezuela la ciudadanía tiene un mejor aprecio por la democracia que nosotros, aunque ellos no tengan democracia, tal vez porque en la desilusión y decepción de sus malos gobiernos, se han fincado aspiraciones colectivas que buscan cambiar su realidad presente, por medio de un gobierno de leyes e instituciones que respete las libertades fundamentales de cada persona. En Venezuela el 78% apoya a la democracia como una forma de gobierno preferible a cualquier otro. Y si lo creo. Quieren cambiar a Maduro, pero por medio de voto.

Es el caso que en esta ocasión a la pregunta de si los ciudadanos apoyamos a la democracia en México, sólo el 38% dice estar dispuesto a seguir apoyando a esta forma de gobierno. A como están las cosas en muchos sistemas políticos democráticos de Europa y en especial de los EU, en principio la cifra no es tan dramática, pero si la contrastamos con la última encuesta que se llevó a cabo el año pasado, el dato es preocupante porque tan sólo en un año, cae el apoyo ciudadano 10 puntos. No es y no debe ser un consuelo que Honduras, El Salvador y Guatemala estén por debajo de nuestro compromiso con la democracia

Claramente algo debe de estar pasando para que los ciudadanos seamos cada vez más escépticos y desconfiados de la política, de los políticos y en general de la democracia.

La misma encuesta nos da luz del porqué hay una desilusión tan amplia. En buena medida porque los problemas sociales, económicos y políticos siguen siendo los mismos desde siempre y no hay gobierno capaz de modificar esta triste realidad para millones de personas. Una desigualdad social con brechas cada día más amplias entres los que tienen y los que no tienen nada, corrupción e impunidad sin consecuencias, inseguridad pública descontrolada, son algunas de las principales quejas que tienen los ciudadanos latinoamericanos frente a sus gobiernos y de ahí parcialmente la decepción de un régimen político.

Pero también aparece una nueva señal de descontento. A la pregunta de sí el país está gobernado para el bien de todo el pueblo o por unos cuantos grupos poderosos en su propio beneficio, el 90% de los encuestados se pronunció por la segunda opción, en donde hay la percepción que México está gobernado por una oligarquía que únicamente ve por sus intereses particulares. En esta pregunta solamente somos superados por Brasil, en donde la cifra es del 97%.

Si las opiniones del pueblo son relevantes para tener una idea de los problemas que debe enfrentar y eventualmente resolver un gobierno, la encuesta de Latinobarómetro no tiene desperdicio alguno para los futuros candidatos a la presidencia de república, dado que podrán encontrar múltiples expresiones de insatisfacción nacional sobre las calamidades que a todos nos aquejan. Una lista de razones populares que ponen en riesgo a nuestra democracia.

Se les presenta una buena oportunidad para demostrar que en realidad saben escuchar, que tienen capacidad para entender las causas de nuestros conflictos nacionales y mejor aún, que tienen la inteligencia para ofrecer respuestas claras, directas y objetivas de cómo resolver algunos temas que son por su propia naturaleza impostergables. También se presenta la oportunidad para demostrar que no son candidatos que sirven a oligarquía o interés particular alguno.
 

Académico por la UNAM

Licenciado en Derecho por la UNAM, con Maestría en Leyes por la Universidad de Columbia, Nueva York, EUA. Ha sido un firme precursor del derecho a la información y la transparencia en México. Fue...

Más sobre el autor

Comentarios