Estudia 9 horas diarias de inglés técnico para ir a la NASA

Rubén García diseñará software en la estación; se prepara con 9 horas al día de inglés técnico
El papá de Rubén García está muy orgulloso del joven, pero dice que siempre le recuerda que aunque vaya a colaborar en la NASA debe mantenerse humilde y con los pies bien puestos sobre la tierra (CORTESÍA)
02/08/2017
03:40
Fredy Martín Pérez / Corresponsal
Ocosingo
-A +A

[email protected]

El estudiante Rubén García Ruiz, de 20 años, quien ganó una estadía en la NASA, no ha parado de estudiar las últimas cinco semanas en su alma máter, la Universidad Tecnológica de la Selva (UTS), donde recibe un curso de nueve horas diarias de inglés técnico.

El joven afirman que cuando le dieron la noticia, su vida cobró un giro y lejos de sentarse a celebrar su triunfo, la carga académica se acentúo, aún en el periodo de asueto de su escuela.

También realiza diversos trámites para su viaje a los Estados Unidos, programado el 26 de agosto; y atiende a los medios de comunicación que han llegado al plantel ubicado en la entrada a la Selva Lacandona.

Rubén estudia la carrera de Ingeniería en Tecnologías y trabajará en el proyecto SPHERES/Astrobee Facility, diseñando el software para desarrollar robots autónomos que viajen a bordo de la Estación Espacial Internacional y realicen reparaciones o acciones de monitoreo exterior.

El universitario asegura que haber ganado la estadía por cuatro meses fue gracias a la UTS, institución “que ha permitido que tenga los conocimientos necesarios para poder participar en este programa tan interesante”.

Fue en noviembre pasado cuando la doctora Amanda Gómez González, de la Agencia Espacial Mexicana (AEM), llegó a Ocosingo para dar una conferencia en la UTS y Rubén, así como los directivos de la Universidad conocieron la oportunidad de participar para ganar la estancia en la NASA.

Siempre en el espacio. Desde niño, Rubén gustaba de aprender sobre el sistema solar, cuenta su padre Rubén Ruiz. “Mi hijo aprendió a leer a los cinco años”, destaca.

El hogar del universitario está a menos de un kilómetro de la UTS, en el fraccionamiento Villa Satélite, concretamente se ubica en la Avenida Vía Láctea, esquina con Neptuno, antes la familia residía en la Calle Marte.

“No es una coincidencia que vivamos en este fraccionamiento”, dice don Rubén y agrega: “No tiene nada que ver con ninguna premonición, pero sí de alguna manera, es algo que queda como anécdota de esta situación”.

Cuenta que una de las enseñanzas que le ha dado a sus hijos es que se conduzcan con humidad porque “yo no considero el orgullo como una virtud y siempre he tratado de plasmar eso en mis hijos; que mantengan siempre la humidad y los pies sobre la tierra”.

El joven estará de regreso el 15 de diciembre y explica que se ha fijado como meta “cumplir de forma correcta lo que me espera en estos cuatro meses. Y lo que gane de experiencia, de conocimientos, pienso aplicarlos de la mejor forma que haya, con las oportunidades que la vida me presente y buscar siempre aplicar los conocimientos de la mejor forma”, concluye.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS