En Yucatán se suma Celestún contra pescadores "fuereños"

Pobladores bloquean puerto y recorren casas para "invitarlos" a que se retiren de la comunidad
Lugareños de Celestún impidieron ayer que pescadores procedentes de otras entidades salieran a altamar a la captura de pulpo. (CUAUHTÉMOC MORENO. EL UNIVERSAL)
11/08/2017
01:23
Yazmín Rodríguez / Corresponsal
Celestún
-A +A

Suman seis los municipios de la costa oriente de la entidad que se han manifestado para presionar a los alcaldes a fin de que “inviten” a los “fuereños” a retirarse de esos sitios porque “no son bien vistos”.

Ayer, al menos 30 pescadores del municipio de Celestún bloquearon el puerto de abrigo de ese lugar, para protestar por la presencia de pescadores “fuereños”a quienes no quieren en esa comunidad y que tampoco capturen especies del litoral yucateco.

El argumento de los pobladores es que las personas originarias de otros lugares del país son la causa de la ola de asaltos y de violencia en sus localidades, donde se localizan pesquerías de pepino de mar y de pulpo, actualmente liberado para su captura.

Los pescadores colocaron 10 lanchas para impedir que los “fuereños” salgan a altamar a capturar pulpo y recorrieron sus casas para “invitarlos” a que se retiren de la comunidad.

A raíz del conflicto, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) se apersonaron en el puerto con el objetivo de evitar que las protestas acaben en enfrentamientos.

Así, los inconformes se sumaron a las protestas en otras localidades de la costa oriente como Dzilam González, Dzilam de Bravo, San Felipe, Río Lagartos y Las Coloradas.

Incluso, la semana pasada en San Felipe y Río Lagartos incendiaron lanchas de pescadores “fuereños”. La mayoría son contratados por permisionarios para la captura de pulpo.

Se trata de gente proveniente de los estados de Tabasco, Veracruz, Campeche y Quintana Roo, quienes han llegado a las playas yucatecas para capturar diversas especies y en muchos casos deciden permanecer en el estado con todo y sus familias.

La Comisión Estatal de Derechos Humanos (Codhey) exhortó a las autoridades municipales de esas localidades a que se respete el libre tránsito y la integridad de todos los habitantes para evitar actos xenofóbicos.

En los seis puertos hay destacamentos policiacos para prevenir linchamientos o enfrentamientos entre los nativos y foráneos.

Mantente al día con el boletín de El Universal