Verifica Profepa si construcción de muelle en Cancún tiene permisos

Luego de que jóvenes realizaran una clausura ayer en el sitio, la institución decidió revisar en materia de impacto ambiental si la construcción cumple con las condiciones impuestas por la Semarnat
Foto: Adriana Varillas / EL UNIVERSAL
05/07/2017
20:35
Adriana Varillas / corresponsal
Cancún, Q. Roo.
-A +A

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), en Quintana Roo, realizó hoy una visita de inspección en materia de impacto ambiental y zona federal marítimo terrestre, para verificar si el muelle que se construye frente a las playas del ex albergue de CREA, en Cancún, cuenta con permisos y si las obras cumplen con las condicionantes impuestas por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

La diligencia ocurrió luego de que jóvenes realizaran ayer una clausura simbólica al sitio, para solicitar al gobierno del estado la devolución de los 38 millones de pesos que el Grupo Caveri, presuntamente pagó al Instituto del Patrimonio Inmobiliario del Estado (IPAE), como parte de las compraventas de terrenos a precios subvaluados, que se realizaron durante las administraciones de los ex gobernadores, Félix González Canto.

En los terrenos de lo que fueron las Villas Juveniles del CREA, se observan dos lonas con los datos de las autorizaciones que posee el Grupo Caveri Servicios Inmobiliarios: La autorización de impacto ambiental, SGPA/ DGIRA / DG/ 03919, expedida por la Semarnat, el seis de junio de 2013, para la construcción de un muelle de madera en forma de T, cuya longitud alcanza los 60 metros de largo, por 2.50 de ancho.

La estructura será usada para el atraque de lanchas balleneras de 20 a 30 pies, con motor fuera de borda y se prevé que choque con el muelle que posee la marina Chac Chi.

Una consulta hecha por EL UNIVERSAL a la autorización de impacto ambiental que data del 2013, permite saber que su vigencia se limitó a nueve meses para la preparación del sitio y construcción del muelle, cuya operación se permitió por 30 años; sin embargo, han pasado cuatro años y la obra no se ha concluido. Se ignora si ha mediado la renovación de dicha autorización.

El personal de la Profepa se sumergió en el mar para realizar muestreos y mediciones de la estructura, la cual ha provocado el estancamiento del agua a un costado derecho, la acumulación de materia orgánica y sedimento, así como la erosión de playa.

La franja costera que corre en paralelo y frente a los terrenos del ex albergue, luce lleno de sargazo, el aroma es fétido y visualmente esa área luce descuidada y sucia.
cev

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS