Arte pictórico, aliado contra la homofobia

Enrique Díaz rompe barreras con cuadros protagonizados por indígenas del mismo sexo. Dice que el matrimonio igualitario se observa y vive de forma semiclandestina en Chiapas
El artista chiapaneco Enrique Díaz busca romper tabúes y promover el debate sobre la diversidad sexual, con obras como la que retoma la cultura del EZLN y muestra a una pareja de mujeres alentadas por la fuerza del amor. FOTO: ÓSCAR GUTIÉRREZ.EL UNIVERSAL
30/07/2017
01:24
Oscar Gutiérrez / Corresponsal
Tuxtla Gutiérrez
-A +A

El matrimonio igualitario y el amor entre personas del mismo sexo tienen en el arte pictórico de Enrique Díaz el mejor aliado contra la homofobia.

Apenas el pasado 11 de julio la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) aprobó mediante una acción de inconstitucionalidad la unión legal entre dos hombres o dos mujeres. En ese contexto, la apuesta plástica de este artista chiapaneco ha atrapado las miradas de una sociedad que recién comienza a abrirse a la divesidad

Los cuadros sobre homosexualidad de Díaz rompen tabúes e invitan al debate sobre el tema. Sus protagonistas son mujeres indígenas envueltas en trajes tradicionales, besándose despreocupadamentee, y hombres tzotziles, con sombreros y listones que reflejan autoridad viril autóctona, que se acarician sin pena.

Los trazos cromáticos del pintor hurgan en la cultura del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y muestran a una pareja de mujeres alentadas por la fuerza del amor igualitaro.

Inclusión. Ataviada con uniforme guerrillero, una mujer abraza a otra vestida de blanco nupcial. Ambas sostienen un fusil que no dispara balas, sino flores multicolores; simbolizan, dice el artista, la inclusión y la convivencia pacífica mestiza e interétnica. La imagen forma parte de “La revolución la hacemos [email protected]” uno de los trabajos más representativos de Días. Se trata de una serie de óleos sobre tela y grabados en linóleo de parejas femeninas e interraciales.

La propuesta estética del pintor se funde en representaciones de cuerpos voluptuosos en posturas amatorias que reflejan demandas de libertad, respeto y tolerancia para la diversidad sexual.

Enrique, quien también es escultor, considera que el matrimonio igualitario y la diversidad sexual son una realidad en Chiapas, pero se viven y observan en el semi clandestinaje.

Afirma que las ciudades son más tolerantes que las comunidades rurales e indígenas, donde los usos y costumbres ahogan la libertad sexual. Quienes pugnan por ese derecho enfrentan riesgos de expulsión y rechazo, explica en entrevista con EL UNIVERSAL.

Esta realidad se complica, a decir del pintor, porque los artistas no abordan de manera abierta el tema, incluidos los feminicidios, la pederastia, la trata de personas, la migración y la contaminación ambiental ni la corrupción e impunidad política.

“ No existe la suficiente conciencia para comprender que en la lucha por los derechos humanos debemos involucrarnos todos; los logros y conquistas corresponden a todos, incluidos quienes se oponen”, sostiene con seguridad el artista.

Debate. Apenas este mes la Corte aprobó los matrimonios entre personas del mismo sexo, sin que medie recurso de amparo. Los ministros invalidaron dos artículos del Código Civil de Chiapas que establecían que el matrimonio debe realizarse entre un hombre y una mujer, y que su fin era la continuidad de la especie.

La resolución fue reprobada por la Diócesis de San Cristóbal de las Casas. El obispo Felipe Arizmendi Esquivel dijo que la determinación jurisdiccional es “un nuevo golpe a la institución matrimonial” porque amplía la alternativa para que personas homosexuales se unan por ley, “en lo que pretenden denominar matrimonio”.

Aseguró que la unión homosexual no es matrimonio en su sentido natural. Podrá ser la unión consensuada y legitimada por la ley de dos personas del mismo sexo, que ampara algunos derechos, como la ayuda mutua, la sucesión, la posesión de bienes y servicios, pero no es un verdadero matrimonio, sostuvo el presbitero.

Unidos Diferentes Asociación Civil (UDAC) calificó como un triunfo el matrimonio igualitario en Chiapas, después de tres años de lucha legal.

La corte aprobó la demanda de acción de inconstitucionalidad 32/2016, promovida por UDAC que invalidó los artículos 144 y 145 del Código Civil que impedían el matrimonio civil entre personas del mismo sexo. Héctor Estrada, uno de los voceros de UDAC, comentó que es probable que las primeras bodas igualitarias se realicen a partir de agosto próximo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS