Buscan en Coahuila detectar “mentes brillantes”

“En México se estima qué hay cerca de un millón de niños sobredotados, es decir, el 3% del total de la población infantil, uno de cada diez son menores con talento”, revela la diputada local, Georgina Cano Torralva
Foto Hilda Fernández
27/07/2017
23:09
Hilda Fernández / Corresponsal
Coahuila
-A +A

Mediante punto de acuerdo aprobado por unanimidad de votos, el pleno del Congreso Local requirió a la Secretaría de Educación (SEDU) en Coahuila otorgue capacitación especial a maestros de educación básica para que puedan detectar “mentes brillantes”.

Es decir, a niños a súper dotados, les presten atención integral y sean canalizados con profesores que les ayuden a desarrollar sus aptitudes.

Como el caso más conocido, el de “Andy” --Andrés de la Garza Rosales-- alumno de la Escuela Primaria Federal “Benito Juárez” de esta ciudad de Saltillo,  quien compitió contra más de 2 millones de niños de todo el país, ganó la Olimpiada Nacional de Conocimiento Infantil 2017 y es el niño más aplicado de México.

La diputada Georgina Cano Torralva presentó ante el pleno la proposición de punto de acuerdo a nombre de los 16 legisladores de la fracción parlamentaria del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

El punto fue respaldado también por los parlamentarios plurinominales de media docena de partidos.

Durante las diversas etapas del concurso en Coahuila participaron más de 52 mil niños de los 38 municipios. Además cuatro de los compañeros de “Andy” de la “Benito Juárez” también son finalistas en este concurso, y forman parte de la delegación de 36 niños coahuilenses que llegaron a la fase estatal del concurso.

Todos ellos irán en los próximos días a la ciudad de México  a conocer al presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

MÉXICO TIENE CASI UN MILLÓN DE NIÑOS GENIO

“En México se estima qué hay cerca de un millón de niños sobredotados (niños genio), es decir, el 3% del total de la población infantil, uno de cada diez son menores con talento, lamentablemente no se detectan y muchos maestros los consideran "alumnos problema”.

Además los médicos los diagnostican mal, con TDAH (Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad).

“Por eso hay que ver la manera de que se les apliquen pruebas sicométricas de inteligencia”, destacó la parlamentaria priísta a “EL UNIVERSAL”.

Son los estudiantes más inquietos del salón, los más preguntones, los que acaban primero en contestar los ejercicios, problemas de matemáticas y las pruebas, hasta se la pasan corrigiendo algún error  que llega a cometer  la profesora: “Son los más latosos”, les dicen.

Muchas de las veces, la maestra o el maestro manda llamar a los padres de familia para quejarse de la conducta del alumno y les dice: “Su hijo es muy rebelde, desordenado, no quiere aprender, no presta atención a las clases, distrae a sus compañeros, ya no sé qué hacer con él…”.

Les da un sinfín de quejas por mal comportamiento, de modo que los papás creen que el pequeño es indisciplinado, se porta mal, por eso lo regañan y lo castigan, pero no se dan cuenta que la criatura se aburre porque ya sabe lo que le están enseñando en la escuela.

Consideró que, lo más probable es que su coeficiente intelectual sea superior a 130 puntos, y hay que apoyarlo para evitar que sea discriminado por ser diferente al resto de sus compañeros.

“A mi me pasó con mi hijo Alonso en preescolar la maestra lo ponía a hacer planas y planas de letras y  números, aunque ya se los sabía, por eso lo cambié de colegio y ahora está en tercero de primaria y va muy bien, tiene muy buenas calificaciones, de 9.5 en promedio y además está en cursos de Robótica.

Resaltó que el Centro de Atención al Talento de la Ciudad de México (CEDAT), la única institución en el país que atiende a menores sobredotados con gran éxito,  tiene cifras interesantes sobre este tema.

Resultado de sus investigaciones, el CEDAT estima que el 93% de los casos los infantes son diagnosticados con problemas de déficit de atención o hiperactivos cuando en realidad se trata de menores sobredotados.

Por eso se pierde el 98 % de los menores con talento y es muy importante que se les detecte a tiempo y se les hagan pruebas de coeficiente intelectual, a fin de evitar que se desperdicie su potencial.

Cano Torralva mencionó que en la llamada “Aula Lego” que tiene la SEDU en Coahuila se han invertido ocho millones de pesos del 2016 a la fecha, se atienden a estudiantes sobresalientes de primaria secundaria y preparatoria de todo el estado, a quienes se les da entrenamiento una vez por semana durante tres horas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS