Muere niño de 12 años al caer de un hotel en Coahuila

La Procuraduría General de Justicia del Estado inició una carpeta de investigación a fin de deslindar responsabilidades, debido a que la familia no avisó del fallecimiento a ninguna autoridad
26/07/2017
01:39
Hilda Fernández / Corresponsal
-A +A

En ciudad Acuña, ubicada en la zona fronteriza de Coahuila, Saúl Adrián, un niño de 12 años de edad, se cayó del  techo del  “Hotel  Tropical”, desde una altura de dos pisos,  a donde subió junto con dos menores, supuestamente, a tomar aire porque hacía mucho calor.

Inspectores de la Jurisdicción  Sanitaria  Número 2, de la Secretaría de Salud (SS), con apoyo de los Departamentos de Protección Civil y Ecología Municipal clausuraron este martes por la tarde el viejo inmueble, ubicado en el cruce de las calles Madero de la zona Centro.

El hecho ocurrió el lunes por la anoche, pero se conoció hasta este martes, cuando empleados de la Funeraria  “La Piedad” acudieron a la subdelegación de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) región norte II a recoger el certificado para la liberación del cuerpo del menor, el cual falleció en la madrugada en el Hospital General.

Agentes de la Policía Investigadora de la PGJE se presentaron en el hospital nosocomio a indagar lo ocurrido y la  trabajadora social les informó que  desafortunadamente los médicos no pudieron salvarle la vida, porque murió minutos después de que lo llevaron.

El médico que lo recibió informó que el menor falleció debido a traumatismo craneoencefálico severo con hemorragia cerebral. El infante al parecer  era originario del municipio de Múzquiz, en la Región Carbonífera, y se encontraba de visita con familiares.

Raúl Pinales Román,  tío del pequeño dijo a la policía que el lunes estaban cenando y como hacía mucha calor cuando terminaron se subieron al techo “a tomar el fresco”.

“De repente mandan a la tienda a mi sobrino (le gritaron) y en eso escuchamos que se cae del techo y al asomarnos  lo vimos tirado”, refiere la declaración.

La Procuraduría General de Justicia  del Estado inició una carpeta de investigación a fin de deslindar responsabilidades, debido a que la familia no avisó del hecho a ninguna autoridad.

Además, la dependencia reconoció que se enteraron hasta que empleados de la agencia de inhumaciones acudieron a realizar los trámites para que les entregaran el cadáver.

También dio a conocer que la clausura del Hotel se debió a que es una “zona de riesgo”, pues dijeron que incumple con medidas técnicas, hay falta de higiene y representa un peligro para  la salud de dueños, personal y huéspedes, pues tampoco cuenta con permisos de la Secretaría de Salud para estar en funcionamiento.

ml

Mantente al día con el boletín de El Universal