Pide Segob eliminar posturas xenófobas

Habitantes de Dzilam piden correr a fuere ños ; los culpan de violencia
21/07/2017
01:38
Yazmín Rodríguez / Corresponsal
Mérida.
-A +A

Ante los hechos registrados en Dzilam de Bravo, donde pobladores se organizaron para exigir la expulsión de “fuereños”, el delegado estatal de la Secretaría de Gobernación (Segob), Rubén Valdez Ceh, pidió no entrar en “planteamientos xenófobos”, sino ver las problemáticas del puerto desde un punto de vista objetivo.

Hizo un llamado a no generalizar el comportamiento de personas que pudieron estar involucradas en actividades ilícitas en ese lugar con el resto de ciudadanos originarios de otros lugares que viven ahí honestamente.

Como informó este jueves EL UNIVERSAL, habitantes de Dzilam de Bravo presionaron al alcalde Julio Villanueva Rivero, para que acuda, casa por casa, a pedirle a pescadores foráneos que se salgan del puerto, ya que aseguran que éstos cometen actos delictivos. Este conflicto se originó el fin de semana pasado en el municipio vecino de Dzilam González, luego de que tres sujetos desconocidos asaltaron y golpearon a un comerciante. Al respecto, Valdez Ceh afirmó que el derecho de asociación y reunión en la entidad están garantizados; sin embargo, lo anterior “no puede perjudicar a un tercero”. Explicó que no se debe juzgar a todas las personas que se encuentran laborando en la entidad por el comportamiento de algunos individuos que pudieran estar involucrados en actividades ilícitas. Dijo que los hechos de Dzilam González son “lamentables” y las autoridades encargadas “deben hacer la parte que les corresponde”, con el fin de sancionar de manera ejemplar a los delincuentes y para que no se repitan estos actos.

“Lo que sucedió es un tema particular de tres personas que delinquieron y a estas personas se les debe consignar, y es el juzgador el que tiene que realizar esta acción”, sentenció el funcionario. Señaló que es necesario que la autoridad municipal realice acciones con los otros órdenes de gobierno en el área de prevención del delito y pidió a los pobladores estar serenos, pues dijo que señalando a las personas de fuera como delincuentes se violan los derechos de terceros, como el de libre tránsito.

La noche del miércoles el temor volvió a Dzilam de Bravo. Dos sujetos desconocidos asaltaron una gasolinera y golpearon a dos personas, según confirmó Pedro Castillo, ex alcalde de ese municipio. Esta situación reavivó la molestia de la población.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS