Protestan contra violencia, secuestros y feminicidios en Nuevo León

Unas cien personas se manifestaron frente al Palacio de Gobierno para exigir a los legisladores un protocolo que obligue a las autoridades policiacas a iniciar la búsqueda de personas desaparecidas
Foto: David Carrizales / EL UNIVERSAL
02/07/2017
21:31
David Carrizales / Corresponsal
Monterrey, Nuevo León
-A +A

Unas cien personas, protestaron frente al Palacio de Gobierno de Nuevo León, para exigir al mandatario estatal, Jaime Rodríguez Calderón, que ponga freno a la violencia, secuestros y feminicidios que agobian la entidad, y si no puede "por andar promoviéndose para buscar la Presidencia de la República" que se vaya o le cumpla al pueblo que lo eligió.

Pedro Alejo Rodríguez, dirigente de la agrupación Ciudadano Empoderado, que convocó a la concentración, expresó que desde hace seis meses había denunciado que agentes ministeriales participaban en secuestros, y justamente hoy así lo confirmó el procurador de Justicia del Estado, Bernardo Garza González, quien anunció la detención de una agente ministerial relacionada con el secuestro express de un comerciante, y declaró que están investigando a otros elementos por los mismos hechos.

Entre los asistentes a la concentración estuvo Verónica Oviedo, madre de Leslie Rubí Oviedo, una jovencita de 17 años de edad, a quien el pasado ocho de junio, después de someter a su novio, dos sujetos la subieron por la fuerza a un taxi, y se la llevaron con rumbo desconocido.

El cadáver de la menor, que presentaba contusión profunda de cráneo, lo hallaron peritos de la Procuraduría de Justicia, sepultado en el patio de una vivienda al norponiente de Monterrey, el pasado 24 de junio.  El vocero de Seguridad Alfo Fasci Zuazua, descartó en su momento que se haya tratado de un secuestro, porque los raptores no exigieron el pago de un rescate; pero tampoco dio a conocer el móvil del asesinato, previa privación ilegal de la libertad.

El contingente inició su protesta en la confluencia de las avenidas Ocampo y Zaragoza frente al Palacio Municipal de Monterrey, donde exigían justicia, no más feminicidios y alto a la violencia, al presidente municipal, Adrián de la Garza Santos.

Marcharon por Zaragoza hasta el Congreso, donde pidieron a los legisladores que aprueben un protocolo que obligue a las autoridades policiacas a iniciar la búsqueda de personas desaparecidas, pues afirmaron que hoy dejan pasar hasta ocho días para actuar, esgrimiendo argumentos discriminatorios y misóginos como por ejemplo: “se fue con el novio o anda de antro”.

Después el grupo protestó frente al Palacio de Gobierno, donde Pedro Rodríguez, dirigente de Ciudadano Empoderado, señaló: “nosotros hemos denunciado desde hace seis meses, que la policía ministerial era parte de la industria del secuestro en Nuevo León, lo que hoy reconoció el procurador de Justicia del Estado, Bernardo González Garza,  al informar que fue detenida una agente ministerial”, por participar en el secuestro express de un comerciante, a quien además amenazaba con fabricarle delitos si no accedía a entregarle dinero.

 “Nosotros tenemos seis meses denunciándolo día y noche,  lo decimos y nos juzgan locos, y nos dicen que queremos un hueso, que estamos ardidos; hace muchos años que Pedro Alejo Rodríguez decidió dejar de vivir con la pata en el pescuezo de un gobierno represor”, expresó el activista.

Agregó, “si pusimos en el gobierno a un independiente (Jaime Rodríguez) fue para que nos defendiera, no para que nos entregara a la delincuencia y a los cuerpos policiacos infiltrados”.

Ahora viene a decir el Procurador que agarraron a una agente ministerial que participaba en secuestros, con el debido respeto que no te mereces, no te hagas… no es una integrante de la Procuraduría, es una banda la que está infiltrada”, señaló durante el mitin.

Para cerrar su discurso, pedro Rodríguez dijo en voz alta: “Queremos justicia y queremos libertad, señor gobernador, si usted no puede porque quiere ser presidente, váyase o cúmplale a Nuevo León”.

Una integrante de la agrupación “Feministas Nuevo León”, declaró que decidieron acudir a la protesta para solidarizarse con los familiares de Leslie Rubí y todas las víctimas de la violencia asesinadas o desaparecidas.

Comentó que el feminicidio de Leslie Rubí no es un caso aislado, pues desde noviembre de 2016 por presión de la sociedad civil y los colectivos feministas, el gobierno estatal aceptó declarar la alerta de género; pero ni el Congreso ni el gobernador, Jaime Rodríguez, han elaborado un protocolo para buscar una mujer que no aparece, y dejan pasar ocho días para empezar la búsqueda.

Este año, dijo, van 36 feminicidios y lo grave es que el estado sólo reconoce 16 casos, pues en los demás crímenes considera que no tuvo nada que ver la violencia de género.

“Exijamos al gobernador y a los diputados trabajar para que sirva de algo la alerta de género que está decretada en cinco municipios del estado”, concluyó.
afcl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS