Asigna Papa Francisco a nuevo arzobispo de Acapulco

El obispo Felipe Arizmendi informó la designación del obispo de Tapachula, Leopoldo González, como el nuevo arzobispo de la aquidiócesis de Acapulco
02/07/2017
19:29
Fredy Martín Pérez / Corresponsal
San Cristóbal de las Casas, Chis
-A +A

El obispo de Tapachula, Leopoldo González González, fue designado por el Papa Francisco como arzobispo de la arquidiócesis de Acapulco, Guerrero, informó el obispo Felipe Arzimendi Esquivel, quien anunció que el proceso de sucesión en la diócesis de San Cristóbal de las Casas inició con una consulta y se presentó una terna al Vaticano.

En conferencia de prensa, el obispo informó que en el proceso de sucesión en la diócesis de San Cristóbal de las Casas se hizo una consulta a nivel nacional y en provincia eclesiástica, de donde salió una terna para elegir al obispo sucesor debido a que el 1 de mayo del 2015 presentó al Papa su renuncia, a cumplir 75 años de edad.

“Estamos en espera de que el Papa pueda decidir y puede ser dentro de estos días, pero puede ser dentro de uno o dos meses, pero ya no puede retrasarse demasiado el proceso porque ya está hecho”, agregó.

Consideró que él se siente tranquilo, porque no tiene ganas de irse, ni tampoco de quedarse, “sino de ser libre; estoy disponible: Si me dicen quédate una semana más me quedo; un mes más me quedo para servir, que para eso estamos, pero si me dicen: ya terminó tu tiempo aquí, yo regresaré a Toluca, mi diócesis de origen”.

En Toluca, de acuerdo con el obispo Francisco Chavoya Ramos, “los sacerdotes y los matrimonios de allá han preparado una casa en la diócesis de allá, lo han dispuesto para que yo me dedique a confesar y a escuchar a las personas”.

Agregó que en pláticas con los sacerdotes de Toluca, se dedicará a hacer “lo que ellos no tienen tiempo de hacer, como es escuchar a las personas, porque ellas quieren ser oídas".

Arizmendi Esquivel adelantó que le han enviado invitaciones para que realice ceremonias religiosas, pero él ha respondido que eso es lo que no quiere hacer, sino “escuchar a la gente”.

Por ahora no tiene prisa o angustia para dejar la diócesis de San Cristóbal de las Casas, donde llegó en mayo del 2000 procedente de la diócesis de Tapachula.

Desde que presentó su renuncia han pasado más de dos años, pero ve que no es “un tiempo tan normal, que un obispo lo dejen tanto tiempo al frente de una diócesis, pero en fin cada lugar tiene sus circunstancias”.

Comentó que el obispo coadjutor Enrique Díaz Díaz estaba previsto que se quedara como sucesor, pero el Papa Francisco lo designó como obispo en Irapuato, Guanajuato.

Esto provocó que el proceso de sucesión en la diócesis de San Cristóbal de las Casas lleve un poco de más tiempo pero “estoy seguro de que no será demasiado largo”.

En Chiapas dijo lleva más de 26 años de trabajo en las diócesis de Tapachula y San Cristóbal de las Casas.

Anunció que se realiza una catequesis para preparar a los feligreses en el proceso de sucesión y que esperen el nombramiento del nuevo obispo.

Dijo que entre el 2000 al 2003 recorrió la diócesis de San Cristóbal de las Casas para conocerla pero el nuevo obispo tienen que escuchar y tiene que conocer el plan de pastoral el Sínodo Diocesano para que “tenga una base para seguir trabajando y haga los cambios que sean pertinentes como es normal”.

En la diócesis han pedido al Papa Francisco que el obispo sucesor tenga experiencia episcopal y que cuente con experiencia de trabajo en pueblos indígenas, “porque esta diócesis es mayoritariamente indígena y así se ha insistido”.

También comentó que “le alegra muchísimo” la designación de Leopoldo González González, nacido el 7 de febrero de 1955, en Cañadas de Obregón, Jalisco, como arzobispo de Acapulco, después de 12 años como obispo de la diócesis de Tapachula, en la frontera con Guatemala.

“Es un hombre muy sencillo, muy humilde, pero al mismo tiempo con grandes capacidades y por eso después de una buena consulta que se hizo en el Episcopado Mexicano y en regiones de Acapulco, en las diócesis sufragáneas, entre estas, Chilpancingo-Chilapa, Tlapa, Altamirano y en diócesis de Chiapas y fue entonces que la Nunciatura presentó una terna al Papa y él decidió que fuera como arzobispo”, explicó Arizmendi Esquivel.

afcl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS