Realiza Sección 22 de la SNTE su propia Guelaguetza en estadio de futbol

En la celebración Enrique, de tres años, continuará la tradición familiar, pues ejecutará sones empuñando las baquetas de madera para hacer sonar la chirimia
(Fotos: Mario Arturo Martínez / EL UNIVERSAL)
17/07/2017
13:17
Ismael García / Corresponsal
Oaxaca de Juárez
-A +A

En contraparte a la Guelaguetza formal de Oaxaca, la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) realiza su fiesta alterna, en el estadio de futbol del Instituto Tecnológico de la capital, cuyas gradas lucen en su mayoría vacías.

La familia López conserva esta tradición y no ha faltado a ninguna edición. Es originaria de Santiago Apóstol, Ocotlán, en la región de los Valles Centrales, donde los hombres, de generación en generación aprenden y enseñan sobre la cultura oaxaqueña.

Así se forjó el gusto por la música del pequeño Enrique, quien con apenas tres años de edad ejecuta sones empuñando las baquetas de madera para hacer sonar la chirimia, instrumento que su papá, Francisco, aprendiera a los dos años y ocho meses, que a su vez siguió el ejemplo de Julio, su abuelo, quien este lunes complementó el trío que acompaña en la Guelaguetza Popular a las Chinas Oaxaqueñas del sector ciudad.

Enrique tuvo apenas unos meses para prepararse, pero asegura sentirse tranquilo y confiado por su actuación en el estadio del Instituto Tecnológico de Oaxaca (ITO), pues a pesar de su corta edad, se ha presentado en diversas ocasiones desde que tenía dos años, en festividades de su comunidad.

Aunque aún no va a la escuela, aprovecha el tiempo libre para aprender los ritmos tradicionales que constituyen una pieza fundamental en la Guelaguetza, pues año con año, el sonido de la chirimia que entona "Las Mañanitas" a las 5:00 horas, anuncian que la celebración ha comenzado.

"¡Estoy contento!", se limita a asegurar mientras sostiene el tambor ceñido a su pecho y su papá y abuelo le acomodan el sombrero que completa su atuendo blanco, mismo que porta con orgullo en su debut en la capital oaxaqueña.

La familia López, con Enrique al frente fue la encargada de encabezar el contingente que inició con el espectáculo “político cultural”, alrededor de las 11:30 de este primer Lunes del Cerro, en el que decenas de oaxaqueños se dieron cita para disfrutar de la celebración organizada por la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), por décimo segundo año consecutivo.

lsm

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS