Crónica. “Se percibe un ambiente pesado en Cancún”

Pese a la presencia de policías armados en calles de Cancún, no se existe un ambiente de seguridad
Cristina y Carlos, de España, no saben si volverá a México, debido a la inseguridad (ESPECIAL)
17/07/2017
02:59
Adriana Varillas / corresponsal
Cancún.
-A +A

Después de cinco años de no pisar el Caribe mexicano, Cristina y su novio volvieron para vacacionar en Playa del Carmen, Holbox y Cancún. La experiencia ha sido de ensueño por las playas de encanto: la gente cálida, el servicio de hotelería inmejorable, la buena comida y las compras, pero no por la seguridad.

La pareja llegó a finales de junio, procedentes de España, para hospedarse en un hotel de la Riviera Maya. El 1 de julio abordaron un autobús con destino a Holbox, lo que les salvó de presenciar la balacera que esa noche se desarrolló cerca del bar La Vaquita, en la Quinta Avenida, sitio obligado de los turistas que salen en las noches a cenar, a beber una copa o a caminar por la arteria más cosmopolita y famosa de Playa del Carmen.

Si bien libraron ese trago amargo, no se salvaron de un mal rato. Cuando caminaba sobre la vía pública, a mediodía y a 100 metros de un policía armado, un hombre les ofreció cocaína o marihuana: “Quieres farlopa, porros?”, les dijo el desconocido. Sobrevino el enojo, el temor y el asombro.

“Lo peor es la sensación de impunidad, ¿sabes?, que lo hagan como si no hubiera consecuencia. Ya no les asusta la autoridad, comenta Cristina y añade que percibieron algo más: Un ambiente “pesado”.

“Ves gente con mala facha, como vándalos; no lo quisiera decir así, pero así es. Gente que merodea, son todos muy jóvenes; quizá otros turistas no se fijen, pero yo sí. Es algo que sientes, un ambiente pesado, muy desagradable”, comparte.

La presencia de la policía en las playas o en las calles tampoco le agradó ni le provocó una sensación de seguridad. Al contrario.

“La policía está armada, peor que el Ejército de España y la sensación no es de seguridad. Uno se pregunta qué pasa, por qué están aquí armados de esa manera. Encima, los policías se toman fotos con las turistas, como si fuera una gracia. Carlos flipó [se impresionó]”, narró la joven.

A eso se suman las medidas de precaución tomadas por los hoteles, que dan al turista la sensación de que algo no va bien en la ciudad. “Para salir del hotel tomamos un taxi. Le pidieron el nombre, el número de placa, a nosotros la habitación y el sitio exacto a donde nos dirigimos, por si no vuelves, asumiendo que puede que pase algo y no regreses”.

La experiencia le ha hecho pensar a Cristina que no volverá a vacacionar en Playa del Carmen, pese a reconocer que “la calidad de los hoteles está por encima que en cualquier destino del Caribe, como Punta Cana o República Dominicana, que además, son más baratos”, afirma la mujer española con la contundencia de quien ha viajado por el Caribe y además trabaja en una de las agencias de viaje más importantes a nivel mundial.

La pareja se encuentra ahora en la Ciudad de México como parte de sus vacaciones. Cristina está esperanzada en que el ambiente sea distinto al de Playa del Carmen. “Qué te digo, ya que me siento más segura ahora en la Ciudad de México, que en Playa del Carmen; es de no creerse”, lamenta.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios