Profepa detecta en Holbox 36 desarrollos irregulares

Inicia los procedimientos administrativos para clausurarlos; Guillermo Haro sobrevoló la zona para constatar daños
Haro Belchez constató “la recuperación natural” de la isla, luego del incendio provocado en septiembre de 2016. (PROFEPA)
09/06/2017
01:25
Adriana Varillas / corresponsal
Cancún
-A +A

[email protected]

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) detectó 36 proyectos turísticos construidos irregularmente en la franja costera de Holbox, dentro del Área Natural Protegida de Yum Balam, e inició los procedimientos administrativos para clausurarlos.

Con apoyo de la Secretaría de Marina, el titular de la Profepa, Guillermo Haro Belchez, sobrevoló y recorrió la isla, como parte de inspecciones en materia forestal, de impacto ambiental y zona federal marítimo terrestre, a fin de proceder a la clausura.

La presencia del funcionario ocurre dos semanas después de que se registró un incendio de grandes magnitudes en la Central de Transferencia de Residuos Sólidos, cuya capacidad ha sido rebasada y funge en realidad como un tiradero a cielo abierto.

El humo tóxico generado por el siniestro provocó un problema de salud entre los pobladores, según 20 organizaciones civiles que denunciaron ayer la grave problemática que enfrenta la isla, incluyendo: la tala indiscriminada de selva y manglares, el desarrollo ilegal de construcciones, la contaminación del subsuelo y del mar, ante la ausencia de drenaje pluvial y sanitario y prácticas de pesca no sustentables.

La dependencia informó que Haro Belchez constató “la recuperación natural” de la isla, luego del incendio provocado en septiembre de 2016.

Sobre el siniestro registrado a finales de mayo pasado, el cual tuvo que ser encarado principalmente por los pobladores, ante la inexistencia de una central de Bomberos, sólo señaló que se mantiene vigilante sobre la quema de basura a cielo abierto, a fin de evitar que se use para el desmonte y el desarrollo de proyecto inmobiliarios.

Como parte del recorrido y del sobrevuelo en helicóptero, el procurador ambiental se reunió con el alcalde de Holbox, René Correa Moguel, con quien se acordó la reapertura de la Oficina Regional de la Profepa en la isla, luego de que pseudo ejidatarios expulsaran violentamente al personal de la delegación y de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), meses atrás.

La dependencia detalló que de 2014 a 2017 ha realizado 40 visitas de inspección; ha impuesto 30 clausuras, y atendido 34 denuncias ciudadanas.

En 2017 ha impuesto tresclausuras totales a igual número de construcciones, por afectar el ecosistema de manglar donde cohabitan especie de flora y fauna protegidas y enlistadas en la MON-059-SEMARNAT-2010.

Además, aseguró que ha propuesto medidas de restauración para recuperar los ecosistemas afectados en la zona también conocida como Área de Protección de Flora y Fauna (APFF), que colinda con la Reserva de la Biósfera Tiburón Ballena.

El nivel de atención que la dependencia afirma brindar en la zona contrasta con lo informado por una veintena de organizaciones ambientales, que reprocharon la desatención y el “abandono” en que las autoridades de los tres órdenes de gobierno mantienen a la isla Holbox.

Agrupaciones como Alma Verde, Amigos de Sian Ka’an, Centinelas del Agua, el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA) y Casa Wayu afirmaron que de 50 denuncias interpuestas ante la Profepa en este año sólo se han atendido seis.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS