Presentan denuncia por río contaminado en Nuevo León

Activistas: desde el 30 de mayo pasado arrastra peces muertos; acusan a Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey
El río La Silla es la única cuenca viva que tiene la zona metropolitana. Existe un peligro de que el daño se extienda, dicen. (EMILIO VÁSQUEZ. EL UNIVERSAL)
03/06/2017
01:20
David Carrizales / Corresponsal
Monterrey
-A +A

[email protected]

Ante la muerte de miles de peces, aves y otras especies, por un derrame de aguas residuales en el río La Silla, ciudadanos de diversos colectivos ambientalistas y vecinos de la zona afectada, presentaron una denuncia ante el delegado estatal de la Profepa, Víctor Jaime Cabrera Medrano, a fin de que proceda contra quien o quienes resulten responsables y se exija la remediación del daño causado.

Señalaron como supuestos responsables por la contaminación del río, a Gerardo Garza González, director de la empresa descentralizada del gobierno de Nuevo León, Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey, además de Juan José Flores Cruz, director adjunto y Florentino Ayala Vázquez, director de Proyectos, Operaciones y Saneamiento del mismo organismo.

Comentaron que desde el 30 de mayo se reportó que la corriente del citado afluente del río San Juan, arrastraba peces muertos, que se acumulaban en algunos recodos, según lo pudieron corroborar durante un recorrido a lo largo de unos tres kilómetros.

 

Peligro inminente. Los ambientalistas detallaron que la situación es grave y existe un peligro inminente de que el daño y deterioro se siga extendiendo, por lo que es necesario que lo antes posible se empiecen a realizar las acciones tendientes a la restauración de la zona, para que se recupere la capacidad de asimilación y de dilución del río y se busque sanear la cuenca para beneficio de los habitantes de la zona metropolitana y aguas abajo para la agricultura y ganadería.

Anexaron pruebas fotografías donde se mostró la mortandad de peces y demandaron a la Profepa realizar las acciones necesarias para constatar el impacto ambiental por las descargas de residuos ambientales, y formular el dictamen técnico correspondiente.

También pidieron que se instrumenten medidas de seguridad y sanciones administrativas correspondientes, además de exigir la remediación de los daños causados y, que de estar en presencia de la comisión de algún delito ambiental, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) de vista al Ministerio Público Federal, para que proceda. Además, pidieron que les permitan coadyuvar, como ciudadanos preocupados por la conservación del río La Silla.

Desde 2012 organizaciones denunciaron que los trabajos que ejecutan en este afluente la Comisión Nacional de Agua y la empresa estatal Agua y Drenaje de Monterrey estaban deteriorando el ecosistema. El río La Silla corre desde el sector Contry en Monterrey hasta el municipio de Guadalupe.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS