Violencia en Los Apaseos se veía venir desde 2012: experta

23/06/2017
01:23
Redacción
-A +A

El crecimiento de la violencia en los municipios de Apaseo el Alto y Apaseo el Grande, que colindan con Querétaro, se veía venir desde 2012, por la movilidad de grupos criminales que encontraron “un botín” en esa región, señaló la especialista en temas de Seguridad Pública, Jéssica María Vega.

La también investigadora de la Universidad de Guanajuato se refirió a la creciente violencia en este estado, evidente en los indicadores de homicidios dolosos, como el mismo fenómeno con el que empezó la descomposición social en entidades como Michoacán, Guerrero y Estado de México.

“Ya existe esa descomposición social en esos estados y Guanajuato la está empezando a tener; cuando la gente se mata al interior del estado es porque ya existen datos de descomposición”, añadió.

Entre enero y abril de 2017, la criminalidad dejó cuatro ejecutados por día en Guanajuato, según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Los ataques en centros nocturnos registrados en Apaseo el Alto y Apaseo el Grande (abril y junio), es un ejemplo de cómo se da la guerra entre bandos de la delincuencia organizada cada vez más violentas.

“Eso es lo que muestra, es como se da la pelea por los espacios”, agregó la experta y mencionó que el tema de la seguridad tiene muchas aristas, entre las que citó la presencia de la delincuencia organizada, y en esta entidad hay evidencias de que está presente en algunas ciudades, como San Francisco del Rincón y Celaya.

Explicó que con excepción de Celaya, los grupos criminales no estaban presentes en las ciudades grandes de Guanajuato, pero hace dos o tres años se presentaron en Irapuato y han hecho presencia en diversos municipios, algunos de ellos pequeños.

En 2011 investigadores de la Universidad de Guanajuato realizaron un estudio de Los Apaseos, que al siguiente año se documentó en un texto en el que se indicaba que por sus condiciones geográficas resultaría atractivo para los delincuentes.

“Aunque en ese tiempo eran ciudades tranquilas, venía toda la presión urbana del estado de Querétaro; la delincuencia organizada empezó a encontrar que Apaseo podría ser un botín muy importante”.

En mesas de análisis la Secretaría de Seguridad Pública (SSPE) y la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) han asociado los homicidios dolosos con un aumento elevado en el consumo de drogas en la entidad, a dos grupos delictivos en pugna para abastecer el mercado de narcóticos y la disputa entre bandos por el robo de combustible.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS