Bala perdida lesiona a niño en primaria de Hidalgo

El menor ensayaba su vals en el patio de la escuela cuando lo alcanzó el proyectil
Aunque en el plantel se encontraban maestros y padres de familia, éstos aseguraron que no escucharon la detonación. (CORTESÍA)
22/06/2017
01:42
Dinorath Mota / Corresponsal
Pachuca
-A +A

Un niño de 11 años de edad resultó lesionado en una pantorrilla por una bala perdida, mientras ensayaba un vals de fin de curso, en el patio de la escuela Ignacio Ramírez, en la comunidad de Santa Ana Ahuehuepan en Tula, Hidalgo.

El incidente ocurrió en los momentos en que el adolescente, y sus compañeros, practicaban un baile en el patio de la escuela, cuando repentinamente el estudiante se quejó de un fuerte dolor en la pierna izquierda. De acuerdo con las primeras versiones, la bala aparentemente primero rebotó en suelo y luego se impactó en una de las piernas del menor.

El coordinador de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, Nemesio García, explicó que alrededor de las 13:30 de la tarde, recibieron una llamada de auxilio, para informarles que en el centro escolar se encontraba un menor lesionado presuntamente por arma de fuego. Al llegar al sitio, los profesores y padres de familia declararon que un grupo de niños se encontraba practicando un baile de graduación, cuando uno de ellos se quejó de un fuerte dolor en la pierna y refirió que había recibido un golpe, por lo que fue revisado. Fue hasta que los maestros observaron la pierna del menor que se pudieron percatar que tenía una lesión presuntamente por arma de fuego; sin embargo, ninguno de los testigos escuchó el ruido del disparo.

“Nosotros creemos que se trató de una bala perdida, y al hacer la revisión ocular se localizó una ojiva deforme, no podemos precisar el calibre, puesto que para eso necesitamos un análisis profundo de balística”, señaló.

Resaltó que se inició un operativo en coordinación con la policía estatal, pero no se localizó al responsable, “las personas que estaban en la escuela que eran los padres de familia, profesores y los niños dicen que no escucharon ninguna detonación, por lo que concluimos es una bala perdida”.

El comandate de la policía indicó que en esa zona de Tula es común que haya disparos al aire, debido a que se tiene el registro de robo de combustible en dicha zona. “Cuando nos llegan reportes de ese tipo, implementamos los operativos, pero lógicamente al ver las patrullas se introducen a sus propiedades y ya no sabemos quiénes son los que lo hagan”. Indicó que tras estos esos hechos se reforzarán los operativos, tanto para inhibir el robo de combustible y para evitar que sucedan incidentes similares.

“Tenemos que trabajar para bajar este índice delictivo que abarca también otras comunidades como son San Francisco Bojay, Benito Juárez y Julián Villagrán, donde también hay robo de hidrocarburos”. Familiares del menor iniciaron la carpeta de investigación en la Procuraduría de Justicia del Estado, dependencia encargada de seguir con las investigaciones. Se informó que el niño está estable y se encuentra en una clínica particular del lugar.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS