Acusan a ex mando en Veracruz por secuestro

Se trata del ex Comisario General de la Secretaría de Seguridad Pública del gobierno duartista, Alfonso Zenteno Pérez, quien está detenido acusado del delito de pederastia, pero las autoridades ministeriales cumplimentarlo una nueva orden de aprehensión
06/05/2017
00:01
Edgar Ávila / Corresponsal
-A +A

Un jefe policiaco de Veracruz fue acusado formalmente de secuestro agravado de tres personas, las cuales desaparecieron junto con 16 más en el municipio veracruzano de Atoyac en agosto del año 2013.

Se trata del ex Comisario General de la Secretaría de Seguridad Pública del gobierno duartista, Alfonso Zenteno Pérez, quien está detenido acusado del delito de pederastia, pero las autoridades ministeriales cumplimentarlo una nueva orden de aprehensión ahora por el delito de secuestro agravado.

De acuerdo con los familiares de las víctimas, en agosto del 2013 al menos cuatro patrullas de la Policía Estatal, con logotipos tapados, ingresaron a la  comunidad de Potrero Nuevo del municipio de Atoyac a un “antro” donde presuntamente operaban Los Zetas y detuvieron a 20 personas, entre ancianos, jóvenes y mujeres.

Los arrestados jamás fueron puestos a disposición de las autoridades ministeriales y jamás se logró ubicarlos, por lo cual los hechos fueron denunciados.

El ex jefe policiaco y ex director de la Policía Municipal de Orizaba, había sido galardonado con el premio a Policía del Año 2015 por el ex Secretario de Seguridad Pública (SSP) Arturo Bermúdez Zurita, actualmente preso en el penal de Pacho Viejo por presuntos desvíos de recursos.

El jefe policiaco fue presentado hoy a una primera audiencia oral en el Juzgado con sede en el distrito judicial de San Andrés Tuxtla, donde le fue dictada vinculación a proceso por la probable comisión del delito de pederastia, cometido en agravio de un menor de edad.
El Juez de Control confirmó el plazo de un año de prisión preventiva oficiosa, como media cautelar.

Al término de la audiencia, autoridades ministeriales le notificaron de una nueva orden  de aprehensión por su probable responsabilidad del secuestro agravado de tres víctimas, de la localidad de Potrero Nuevo, municipio de Atoyac.

Por el delito de secuestro agravado, podría alcanzar una pena privativa de libertad de hasta 50 años; en tanto que, una vez fincada la responsabilidad penal por el delito de pederastia, se le podrían aplicar hasta 30 años de prisión.
El Colectivo Solecito, una de las principales organizaciones de búsqueda de desaparecidas en Veracruz, había alertado de la posibilidad que el ex jefe policiaco pudiera quedar en libertad.

ml
 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS