Guerra de acusaciones predomina en debate

Aspirante de PT propone cacería no de brujas, sino “de ratas”; independiente critica “salidas fáciles” de adversarios
En el Teatro Nazas de esta ciudad se dieron cita los siete aspirantes a la gubernatura del estado. Aparte de las descalificaciones hablaron sobre Desarrollo económico, Finanzas públicas y rendición de cuentas, entre otros. (FRANCISCO RODRÍGUEZ. EL UNIVER)
05/05/2017
01:19
Francisco Rodríguez / Corresponsal
Torreón
-A +A

[email protected]

Los siete candidatos a la gubernatura del estado participaron en el segundo y último debate, a un mes de celebrarse las elecciones. Desarrollo económico, Finanzas públicas, Transparencia y rendición de cuentas y Desarrollo social fueron los cuatro temas del evento que tuvo lugar en el Teatro Nazas de esta ciudad.

Además, los candidatos aprovecharon su tiempo, 23 minutos, para hablar de presuntos actos de corrupción, conflictos de interés, reclamos por el circo de las campañas y el despilfarro de recursos, entre otras.

 

Desarrollo económico. El priísta Miguel Riquelme propuso acabar con el desequilibrio en todas las regiones y se comprometió a generar 170 mil nuevos empleos en los próximos seis años.

El independiente Luis Horacio Salinas dijo que buscará duplicar el presupuesto del campo y simplificar la burocracia para apoyar las micro y pequeñas empresas. Javier Guerrero aprovechó para criticar las “salidas fáciles” como las tarjetas rosas.

José Ángel Pérez (PT) reprochó que Coahuila se ha convertido en la gran maquila de México, por lo que urgió a diversificar la economía y propuso crear el Sillicon Valley coahuilense. La perredista Mary Telma Guajardo propuso crear el Consejo Económico y Social con diferentes actores económicos y sociales.

El panista Guillermo Anaya propuso crear cinco centros de innovación y una universidad digital. Armando Guadiana, de Morena, les dijo a sus contrincantes: “Si tanto les gusta el dinero, pónganse a trabajar. No estamos para pagarles sus extravagancias”.

 

Transparencia. La rendición de cuentas fue uno de los tópicas que más controversia causó porque se asoció a la megadeuda del estado. José Ángel Pérez dijo que el gobernador Rubén Moreira: “Roba y se burla de nosotros en la cara”, por lo que aseguró que desclasificará el tema de la deuda.

Javier Guerrero refirió que el problema es el desequilibrio ocasionado por el endeudamiento. Guillermo Anaya propuso la Fiscalía Anticorrupción y dijo que sacará a “punta de votos” los gobiernos de Humberto y Rubén Moreira. Mary Telma Guajardo mencionó que fomentará la entrega mensual de los estados de cuenta de todos los trabajadores para evitar descuentos o cuotas ilegales a los empleados. Armando Guadiana afirmó que no habrá lugar para la opacidad.

Luis Horacio Salinas acusó al Instituto Coahuilense de Transparencia de estar coludido con el gobierno. Aseguró que eliminará el 90% del presupuesto de giras del gobernador.

Miguel Riquelme refirió que es cómodo echarse la bolita, “ya basta de tirar la piedra y esconder la mano”. José Ángel Pérez criticó que Riquelme quisiera hablar de transparencia cuando sus patrones no han podido transparentar la deuda. Además recordó el caso de las cuotas de los empleados municipales al PRI.

 

Finanzas públicas. Javier Guerrero mencionó que el tema que se tiene que enfrentar es la debilidad de las finanzas, pues habló de una “acción criminal” llevada a cabo con “malévola intención”. “Vamos a meter a la cárcel, llámense Moreira o como se llame”.

José Ángel Pérez exclamó que no habrá una cacería de brujas, sino una “cacería de ratas”. Se comprometió a dejar la deuda en 18 mil millones de pesos.

“No le hagamos al tío Lolo. La megadeuda es el principal problema”, recalcó Luis Horacio Salinas. Adelantó que disminuirá el 70% en comunicación oficial. Miguel Riquelme coincidió en recortar gastos en imagen, publicidad, comidas, gasolina y celular de los servidores públicos. Guillermo Anaya mencionó que ordenará las finanzas del estado y que no va a permitir que “Moreira 3” (Riquelme) tape a sus jefes.

 

Desarrollo Social. Javier Guerrero pidió eliminar la política asistencialista y clientelar, que, dijo, condena a las familias a depender de los líderes. Comentó que cumplirá con salud para todos, vivienda digna y alimentación.

Mary Telma Guajardo sostuvo que promocionará el empleo y la universalización de los servicios. Riquelme anunció un programa de becas y estímulos al aprovechamiento.

Luis Horacio Salinas prometió un programa de empleo a personas con discapacidad. José Ángel Pérez priorizó la seguridad social, y prometió una pensión alimenticia de mil 500 pesos a los adultos mayores sin pensión.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS