Ven banda de chupaductos detrás del ataque a familia en Puebla

Posible móvil, el robo de su camioneta; es similar a las usadas para hurto de combustible
ARCHIVO HISTÓRICO/ EL UNIVERSAL
04/05/2017
01:15
Edgar Ávila / Corresponsal
Puebla.
-A +A

La familia atacada en la autopista México-Puebla, a la altura del municipio de San Martín Texmelucan, rindió su declaración ministerial, con lo que avanzan las investigaciones para determinar cómo ocurrieron los hechos y el móvil del ataque.

Las primeras indagatorias del caso, donde un niño de dos años murió, una niña de 14 y su madre fueron atacadas sexualmente, presumen que se trataría de un robo de vehículo.

Aunque en medios locales se ha hablado de una venganza personal debido a que la familia es originaria de Quecholac —un municipio del llamado Triángulo Rojo de robo de hidrocarburo, donde operan bandas delincuenciales—, las pesquisas no han hallado vínculos del padre de familia con algún ilícito de este tipo.

De acuerdo con fuentes cercanas a la investigación, el ataque se trataría de un robo, pues la pick up Ranger 93 que fue hurtada tiene las características de los vehículos que usan los huachicoleros (chupaductos) para el robo de combustible.

Testimonios de las víctimas dicen que los agresores eran jóvenes, incluso, que podría haber menores de edad. Además, los primeros trabajos periciales determinaron que el bebé murió debido a un disparo a la puerta del vehículo, ya que los agresores querían abrirla, pero se quebró la ventana y mataron al menor.

“Hay antecedentes de que en la zona ha habido robo de vehículos de estas características”, señaló una fuente cercana al caso. No obstante, los investigadores no descartan otra línea en la indagatoria, por lo que continúan las diligencias del hecho.

Las muestras de solidaridad hacia las víctimas se han manifestado masivamente en redes sociales, espacios en donde también se ha consignado el repudio contra los atacantes, particularmente por la forma tan violenta en la que hurtaron la camioneta.

El titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Raúl Cervantes, informó que colaborará con las autoridades de Puebla para dar con los responsables del hecho.

“Lo que se tiene que hacer es una investigación adecuada, poder llegar a los culpables (...) sí, es federal, lo investiga la procuraduría, pero lo vamos a hacer en colaboración”, anunció en una entrevista con Televisa. Para el fiscal general hubo un exceso de violencia en contra de las víctimas, por lo que la consigna es que el hecho no quede impune.

La familia fue atacada a las 2:40 de la mañana del martes, cuando se detuvo para hacer sus necesidades fisiológicas a la altura del km 90 de la México-Puebla.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS