Cinta Larga, un conflicto agrario que data de hace 100 años

Campesinos de los municipios de Tezontepec de Aldama y de Mixquiahuala han peleado, desde hace 100 años, por la posesión de mil 899 hectáreas de terreno del ejido de Cinta Larga
Cinta Larga la tarde de este martes. Fotografía de Dinorath Mota EL UNIVERSAL
31/05/2017
01:33
Dinorath Mota / Corresponsal
Pachuca
-A +A

Han pasado más de 100 años de la disputa entre campesinos de los municipios de Tezontepec de Aldama y de Mixquiahuala en el estado de Hidalgo por la posesión de mil 899

hectáreas de terreno del ejido de Cinta Larga y a la fecha no se ponen de acuerdo.
 

El conflicto por estos terrenos data de 1915, por un lado los comuneros de Tezontepec aseguran tener en su poder títulos virreinales con los cuales acreditan su pertenencia; en tanto que el bando contrario de ejidatarios ha mostrado documentos de la Secretaría de la Reforma Agraria, dependencia que ha complicado la disputa al acreditar derechos tanto a un grupo como a otro.
 

El conflicto que se había mantenido calmado durante algún tiempo se reactivó el fin de semana, cuando comenzaron algunos brotes de inconformidad por parte de campesinos de la comunidad de Mangas perteneciente a Tezontepec de Aldama.
 

El lunes al rededor de 40 pobladores de ese municipio colocaron tres casas de campaña en la franja del ejido, se introdujeron en las parcelas que están en pleito y procedieron a realizar algunas mediciones de las milpas.
 

El martes sus vecinos de Mixquiahuala, alrededor de 200 pobladores, arribaron al ejido para hacer guardia en sus parcelas, donde además de limpiar, también procedieron a quemar algunas llantas; ante el clima de tensión y la posibilidad de un enfrentamiento acudieron al sitio elementos de la policía municipal y estatal.
 

La situación se tornó tensa durante varias horas, debido en que se quemaron llantas, postes y lonas, por lo que el grupo de comuneros se tuvo que replegar en una vivienda, ante el movimiento de los pobladores de Mixquiahuala y de la fuerza policiaca.
 

El conflicto ha tenido diversas escaladas de violencia, muchas de ellas con saldo de varias personas muertas. En 1988 se dieron los enfrentamientos más graves con balaceras que dejaron heridos y muertos.
 

En el sexenio del entonces gobernador Manuel Ángel Núñez Soto, en 1999, se logró en apariencia una solución al problema, hecho que fue calificado como histórico: Se les dio una indemnización de 70 millones a los campesinos de Tezontepec de Aldama, además proyectos productivos, viviendas y un hospital; el problema se calmó durante algún tiempo, sin embargo volvió a estallar.
 

En abril pasado ejidatarios de Mixquiahuala denunciaron que este conflicto podría recrudecerse nuevamente debido a que presuntamente el Tribunal Unitario Agrario permitió el ingreso de una demanda de pobladores de Tezontepec en el que nuevamente, por la vía legal, reclaman la propiedad de las tierras.

ml

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS