En Nuevo León, no procesarán por homicidio si fue en legítima defensa

Avala el Congreso estatal reformas al Código Penal para ampliar el concepto de legítima defensa en el caso de que se mate a un intruso en una casa, negocio o bien ejerza violencia
El diputado Marcos Mendoza, promotor de la reforma, sostuvo que se ha logrado un avance para que las leyes estén más de lado de los ciudadanos. (Foto: Archivo EL UNIVERSAL)
29/05/2017
21:24
David Carrizales / Corresponsal
Monterrey, Nuevo León
-A +A

El Congreso de Nuevo León aprobó una reforma al artículo 17 del Código Penal del Estado, para ampliar el concepto de legítima defensa, y evitar que sea procesada por homicidio la persona que lesione o prive de la vida a un intruso que haya sorprendido en su hogar; donde se encuentra su familia, aunque no sea su hogar habitual; en un local donde tenga bienes o donde haya bienes ajenos que tenga la obligación legal de defender, y que el intruso ejerza violencia sobre las personas o las cosas que se hallen en tales sitios.

El citado artículo sólo señalaba el beneficio de la legítima defensa “al que causare cualquier daño a un extraño”; y la legislatura estableció: "Igual presunción, salvo prueba en contrario, favorecerá al que causare cualquier daño, lesión o prive de la vida a otro, cuando concurran las mencionadas circunstancias”.

La iniciativa fue presentada en noviembre de 2016, por el diputado local panista Marcos Mendoza Vázquez y fue respaldada por el resto de los grupos legislativos.

Marcos Mendoza comentó que los ciudadanos de su distrito en el sur de Monterrey expresaron que viven con el temor de sufrir alguna agresión o de ser víctimas de la delincuencia.

“Pero lo más preocupante para los vecinos es que alguien irrumpa en su domicilio o negocio para cometer un delito y puedan sufrir lesiones, perder la libertad o su vida o la de sus familiares, y les genera zozobra al desconocer las leyes ya que ellos creen actuar bajo el supuesto de legítima defensa”, pero se han dado casos que por privar de la vida o lesionar gravemente a un intruso, algunas personas fueron encarceladas por exceso de la legítima defensa.

Tal supuesto se da al “obrar el acusado en defensa de su persona, de su familia, de su honor o de sus bienes, o de la persona, honor o bienes de otro, repeliendo una agresión actual, violenta, sin derecho, y de la cual resulte un peligro inminente”.

"Se presumirá que concurren los requisitos de la legitima defensa, respecto de aquel que rechazare al agresor, en el momento mismo de estarse introduciendo o realizando actos idóneos encaminados a lograr entrar a su casa o departamento habitado, o de sus dependencias, cualquiera que sea el daño causado al agresor", establece la nueva legislación penal.

En otro párrafo del artículo 17 del Código Penal se asienta: "Igual presunción salvo prueba en contrario favorecerá al que causare cualquier daño, lesión o prive de la vida a otro, a quien encontrare dentro de su hogar; en la casa en que se encuentra su familia, aun cuando no sea su hogar habitual; en un hogar ajeno que aquel tenga obligación de defender; en el local en que aquel tenga sus bienes, o donde se encuentren bienes ajenos que tenga obligación legal de defender, y el intruso ejerza violencia sobre las personas o sobre las cosas que en tales sitios se hallen".

Marcos Mendoza sostuvo en entrevista que con esta reforma se ha logrado un gran avance para que las leyes estén más de lado de los ciudadanos, ante la grave ola de inseguridad que sufre Nuevo León, donde las personas ya no están seguras ni dentro de sus casas, por intrusos que ingresas a robar, violar o secuestrar a los integrantes de una familia.

Esto permitirá a quien se vio obligado a defender a su familia, poder alegar ante un juez que actuó en legítima defensa para que no sea acusado de homicidio o exceso en la legítima defensa, como argumentaban los abogados del intruso.

Precisó que de cualquier modo, el Ministerio Público tendrá que ver las pruebas, para que no se utilice esta figura para un tema de rencillas, y que alguien invite a un vecino o conocido a tomar unas cervezas y el invitado termine muerto o herido por una discusión.

Igualmente, señaló Mendoza Vázquez, cualquier involucrado en un caso de lesiones o privación de la vida de una persona, dentro de un domicilio o local, será detenido, y tocará al juez resolver si es imputado o queda libre porque actuó en legítima defensa.

afcl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS