Disputa por manantial en Oaxaca deja un secuestrado y viviendas destruidas

Moradores de los pueblos de San Pedro y San Pablo Ayutla Mixe, Oaxaca, mantienen un conflicto agrario, donde las personas afectadas, en su mayoría mujeres no pueden regresar a sus casas, un ciudadano fue secuestrado y han quemado áreas boscosas
Foto: Especial
28/05/2017
13:08
Ismael García / Corresponsal
Oaxaca
-A +A

Una persona secuestrada, viviendas destruidas y ecocidio en zona boscosa, es el saldo de un conflicto por un manantial y la invasión de 150 hectáreas por parte de habitantes de Tamazulápam del Espíritu Santo, denunciaron moradores del municipio de San Pedro y San Pablo Ayutla Mixe, Oaxaca. 

Desde hace varias décadas, ambos pueblos, ubicados a unos 100 kilómetros de la capital, en la región Sierra Juárez, mantienen una disputa agraria, que ha derivado en enfrentamientos en diversas ocasiones; la más reciente, a principios de abril de 2015.

La tarde-noche del 18 de mayo anterior resurgió la problemática, en que según Ayutla, Tamazulápam les invadió 150 hectáreas de tierra; dañó viviendas de unas 10 familias así como tuberías de agua potable, además de dejar a sus pobladores encerrados en tres parajes de los que se
apropiaron, “Rancho Ardilla”, “El Capulín” y “Rancho Minas”.

Elena Aguilar, una de las representantes de la comunidad perteneciente a la etnia Mixe, lamentó la escasa intervención de la Secretaría General de Gobierno de Oaxaca, pues se limitó a verificar la situación en el manantial, pero no la destrucción denunciada; además, envió un reducido

número de policías para resguardar la zona en conflicto.

“Las personas afectadas en su mayoría mujeres no pueden regresar a sus terrenos y sus casas fueron destruidas. La situación es cada vez más tensa y ya un ciudadano de Ayutla fue secuestrado y golpeado por personas de Tamazulápam que siguen rozando y quemando grandes

extensiones de bosque en los terrenos invadidos. Queremos evitar violencia pero la situación está a punto de desbordarse”, informó vía telefónica.

 

Otro de los representantes, Héctor López Antonio Ayutla, expuso que desde hace más de una semana tuvieron que recurrir a varios bloqueos carreteros para impedir que fueran atacados de manera violenta, pues sus vecinos podrían tener armas de fuego y desatar una agresión armada como ocurrió en el año 2004.

 

“Exigimos a las autoridades estatales y federales que de una vez por todas asuman su responsabilidad para que se haga la inspección y verificación de todos los daños en el lugar de los hechos y se emitan los dictámenes correspondientes para que se aplique la ley de acuerdo con

el grado de responsabilidad, tanto de las autoridades municipales y agrarias de Tamazulápam como de los ciudadanos violentos que han respaldado y acompañado sus acciones”, señalaron

cfe

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS