Ex vocera de Duarte responsabiliza a Secretaría de Finanzas de anomalías

Gina Domínguez afirmó durante una audiencia que era Finanzas la dependencia que obligada a verificar la legalidad de empresas de medios de comunicación y de autorizar los pagos
ARCHIVO/ EL UNIVERSAL
27/05/2017
09:48
Edgar Ávila / Corresponsal
Veracruz
-A +A

La ex coordinadora de Comunicación Social del Gobierno de Javier Duarte de Ochoa, Gina Domínguez Colio, responsabilizó a la Secretaría de Finanzas de verificar la legalidad de empresas de medios de comunicación y de autorizar pagos.

La ex funcionaria estatal, quien se encuentra presa acusada de los presuntos delitos de abuso de poder, incumplimiento de un deber legal y coalición en contra del servicio público, explicó que esa dependencia era la encargada de pagar y dar de alta a empresas proveedoras con su documentación en regla.

Previo a su vinculación a proceso por supuestamete haber desviado cien millones de pesos, durante la audiencia responsabilizó a la Secretaría de Finanzas y Planeación por haber hecho pagos a medios de comunicación con rubros distintos a los estipulados para tal efecto.

Al hacer uso de la voz, dijo que su labor al frente de la Coordinación se limitó a solicitar la suficiencia presupuestaria a la Secretaría de Finanzas para enfrentar los pagos con los medios de comunicación que contaban con convenios publicitarios.

Y explicó que su área no manejaba los recursos y que si la Sefiplan pagó con rubros que no eran los destinados para tal efecto esa ya no era su responsabilidad.

"Nuestros trabajo terminaba al entregar la solicitud de suficiencia presupuestal a la Sefiplan", detalló y agregó que no realizó contratos de publicidad con los medios de comunicación porque habría sido ilegal.

"Lo digo con todo respeto, no es de creerse que se solicitara la disposición presupuestaria sin facturas porque la encargada de Medios es una empeñada con 20 años de servicio y que conocía la normatividad, y es una profesional que no se hubiera prestado a cometer alguna irregularidad".

Y recordó que en su encargo nunca tuvo una observación ni del Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) ni de la Contraloría General del Estado.

Además, subrayó que nunca firmó las órdenes de pago, sino que fueron sus jefes de la Unidad Administrativa; es decir, Mario Rafael Villegas Rivadeneyra y Luis Manuel Salgado González, los que se encargaban de tales acciones.

Domínguez Colio agregó que muchos pagos además se hicieron directamente por la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), tras la gestión de sus dueños ante esta instancia.

"Durante mi gestión me apegué a las leyes y reglamentos, no se violentó ninguna circunstancia de lo que me correspondía, el ejercicio de los recursos públicos no me correspondió", insistió.

De nada le valieron sus alegatos, pues la jueza determinó su probable participación en hechos constitutivos de delitos y la vinculó a proceso.

Visiblemente molesta, Domínguez Colio, escuchó con desgano el auto de vinculación a proceso que ordenó la jueza Verónica Portilla Suazo.

Al escuchar los resolutivos de la jueza, Gina Domínguez negaba con la cabeza, agachaba la mirada y pasaba papelitos con mensajes a su hermano y parte de su equipo de defensa Uriel Domínguez.

Al salir, camino rápido tratando de huir de los medios que buscaban fotografiarla y fue escoltada por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública hacia el interior del Centro de Readaptación Social (Cereso) de Pacho Viejo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS