Por selfie con ruso lo indaga la fiscalía

Rodrigo Castillo se toma foto con extranjero y se mofa de él; dijo que era funcionario y burló seguridad del hospital
El director del Hospital General de Cancún asegura que Aleksi Makeev se está recuperando positivamente y no presenta comportamiento agresivo. (ESPECIAL)
26/05/2017
01:16
Adriana Varillas / corresponsal
Cancún
-A +A

[email protected]

Un ciudadano identificado como Rodrigo Castillo burló los dispositivos de seguridad del Hospital General de Cancún y se tomó una selfie con Aleksi Makeev, el ciudadano ruso que fue golpeado el 19 de mayo pasado por una multitud, en una colonia popular de la ciudad.

Castillo subió la imagen a su red social con la leyenda: “Se dan cuenta. A putazos le sacamos el diablo al ruso nazi jajajaja. Será que ahora nos respete o le faltará otra calentadita”.

En entrevista, Ignacio Bermúdez, director del Hospital General, explicó que Castillo se acreditó de palabra como funcionario de la fiscalía, por lo que el guardia a cargo le permitió el acceso a la habitación.

En tanto, la fiscalía rechazó que Rodrigo Castillo forme parte de su planta laboral y anunció que se investigará cómo logró ingresar a la habitación del ruso. Detalló que inició la indagatoria para localizarlo y citarlo a comparecer en la misma carpeta de investigación que se abrió sobre las lesiones provocadas a Makeev.

“Para la fiscalía es de suma importancia recabar los elementos probatorios para el deslinde de las responsabilidades en este caso, y exhortar al personal del Hospital General y a la autoridad competente que brinda protección al herido, cumplir cabalmente que no se violenten los derechos de la intimidad personal de los pacientes”, resaltó la institución mediante un comunicado.

 

Evoluciona. El director del Hospital General, Ignacio Bermúdez, indicó que Makeev evoluciona positivamente. Ha recuperado su fuerza en 20% y se muestra cooperativo.

“No presenta ningún comportamiento agresivo; está comiendo bien, está cooperador y mejora de manera positiva”, detalló.

El paciente extranjero enfrenta acusaciones de homicidio por la muerte de un joven de 20 años, quien ingresó a su vivienda para agredirlo junto con más personas; presenta hemiplejia (parálisis) del lado izquierdo del cuerpo; traumatismo craneal y suturas en cráneo y brazo izquierdo, además de fractura en el radio.

 

Cuestionan a reportero. El reportero gráfico Raymundo Gómez es quien transmitió en vivo el ataque contra el ruso y a quien las autoridades podrían fincarle cargos por incitar a la violencia, pues se considera que provocó que más gente formara parte de la agresión.

En entrevista, platica que en 2016 creó el personaje de El inspector nocturno como parte de la sección “Mientras usted dormía”, dedicada a la crónica nocturna de hechos delictivos en la ciudad.

Hasta hace un mes trabajó para la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito del municipio y luego creó su propio medio desde el cual transmite en vivo e informa.  Cuenta que el pasado viernes, una de sus seguidoras le avisó que la gente se estaba reuniendo en la calle 39 de la Supermanzana 70, para darle una lección al extranjero. Tomó su equipo —un celular y un dron— y se dirigió al lugar.

Apoyado por la cámara aérea —dice— fue como ubicaron que Aleksei, quien se encontraba en la azotea, dentro de la habitación que renta en una cuartería. Comenzó a transmitir en tiempo real y se enlazó con una estación de radio local, en una suerte de transmisión especial.

 Raymundo  afirma que tiene la conciencia tranquila, rechaza haber hecho apología del delito y defiende que su labor como periodista lo llevó a registrar los hechos, sin intervenir, por lo que asegura que se asesorará con abogados.

Sin embargo, el fiscal general, Miguel Ángel Pech, dio a conocer la apertura de una segunda carpeta de investigación en torno a los agravios provocados al extranjero, que abarca las probables omisiones en que incurrió la policía municipal, a las y los vecinos, participantes del ataque y a comunicadores que optaron por grabar los hechos de violencia, en lugar de evitarlos, señaló.

“Llama la atención la indolencia humana, en la que se privilegió la grabación del acto criminal y no impidió que el homicidio del joven se consumara”, dijo el funcionario, al informar que se girarán oficios para citar a periodistas que estuvieron en la escena y transmitieron lo ocurrido.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS