Protestan frente al Congreso de Chiapas en apoyo a enfermeras

Organizaciones sociales, campesinas, estudiantes y pobladores protestaron frente al Congreso del Estado en apoyo a las enfermeras quienes cumplieron hoy 23 días de ayuno permanente
Óscar León / EL UNIVERSAL
23/05/2017
15:09
Oscar Gutiérrez / Corresponsal
Tuxtla Gutiérrez, Chis.
-A +A

Organizaciones sociales, campesinas, estudiantes normalistas, activistas y ciudadanos marcharon y protestaron afuera del Congreso estatal, en apoyo a las enfermeras del hospital “Rafael Pascacio Gamboa” quienes hoy cumplieron 23 días de ayuno permanente.

Un grupo de enfermeras y activistas colocaron en la puerta principal del inmueble legislativo un ataúd, velas y pancartas alusivas a la crisis “mortal” del sistema de salud en Chiapas, y en repudio por “el incumplimiento del gobierno” a sus demandas de reinstalación laboral, pagos de descuentos a proveedores y abasto de medicamentos e insumos.

Decenas de integrantes de organizaciones como Organización Campesina Emiliano Zapata- Región Carranza, Frente Democrático Regional de Obreros y Campesinos, Huertos Urbanos-Emiliano Zapata, Tierra Nueva, jubilados de diferentes organizaciones sindicales y estudiantes de la Escuela Normal Rural Mactumatzá marcharon del denominado campamento de la dignidad a la sede legislativa.

Los inconformes le exigieron a la diputada Viridiana Figueroa García, presidenta de la Comisión de Salud de la LXVI Legislatura local, que medie ante el gobierno para la búsqueda de solución del conflicto.

Pidieron que asuma la responsabilidad conferida para “representar genuinamente el interés del pueblo chiapaneco”, y para que intervenga en la Cámara de Diputados y ante el poder Ejecutivo “para resolver la crisis de salud en Chiapas”.

Víctor Manuel Zavaleta Ruíz, uno de los voceros del movimiento, advirtió que a 23 días de ayuno, las enfermeras están “en el filo de la vida y la muerte” con casos graves como el de Cielo Gramajo, hospitalizada ayer, por desequilibrio de electrolitos; gravedad que “la pudo haber matado”, alertó.

El médico general y pediatra explicó que por el ayuno no ingieren alimentos para la nutrirse; la carencia repercute “terriblemente en el equilibrio del organismo, que al romperse equivale a muerte”.

Dado el letargo en que cayó el conflicto y los estragos de salud en las ayunantes, Zavaleta Ruíz reiteró la propuesta de crear una comisión neutral para que verifique el cumplimiento de acuerdos “porque mientras el secretario de Salud, Francisco Ortega Farrera, afirma que se tiene un abasto del 80%, realmente éste alcanza el 25%”, señaló.

Pedimos, agregó, que se cree una comisión independiente que revise la entrega de medicamentos e insumos, la reparación o adquisición de mobiliario y tecnología hospitalaria; incluso, las compañeras dejaron en segundo término los pagos; “páganos como quieras, el tiempo que quieras, pero entréganos el medicamento”.

Explicó que la carencia de medicamentos es tanto, que se evidenció luego del accidente del autobús en Motozintla, cuyos lesionados fueron trasladados a clínicas del IMSS, aunque no están en el régimen de la Secretaría Estatal de Salud, se encuentran en Chiapas.

Y la obligación del gobierno es vigilar que también los hospitales del Seguro Social dispongan del abasto suficiente aún cuando dependan de las autoridades federales, argumentó.

María de Jesús Espinosa de los Santos, otra de las voceras, reportó como delicado el estado de salud de Nelly Ivonne Castillo Escobar, Emma Escobar López, Verónica Zenteno Pérez, Claudia Lizeth Martínez Camacho con padecimientos de fragilidad capilar, calambres abdominales, deshidratación, entre otros padecimientos.

Informó que la enfermera Rosa Eloyda Pérez Lázaro fue aislada en una casa de campaña anexa, porque además de los estragos que sufren sus colegas, enfrenta “sangrado del tubo digestivo bajo”, precisó.

 

iha

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS