Hijo de Yunes defiende legitimidad de candidatura a la alcaldía

Fernando Yunes Márquez, aspirante a la presidencia municipal de Veracruz, afirmó que ser hijo de uno de los retoños del Ejecutivo Estatal, ni es ventaja, ni desventaja, pues insiste la gente decide con propuestas
17/05/2017
14:44
Edgar Ávila / Corresponsal
Veracruz
-A +A

“Tengo mi carrera propia”, ataja el senador con licencia y actual candidato del PAN-PRD a la presidencia municipal de Veracruz, Fernando Yunes Márquez, hijo del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares.

 

Ser uno de los hijos del actual Ejecutivo estatal, afirma el abanderado de 35 años, ni es una ventaja ni una desventaja, porque la gente decidirá con base en las propuestas y a los perfiles de los candidatos.

 

De los tres candidatos más fuertes en el puerto de veracruz, Yunes Márquez fue el único que atendió la entrevista; el priísta Fidel Kuri Grajales (dueño de Los Tiburones Rojos), y el morenista, Ricardo Exsome, se negaron a dar entrevista a EL UNIVERSAL.

 

A pesar que desde la oposición siempre criticaron que políticos heredaran cargos a sus hijos, Yunes Márquez defiende su candidatura, no sólo porque no se trata de cargos en Gobierno, apuntó, sino porque más de un millón 250 mil votos lo respaldan en la última elección en la que llegó a ser senador.

 

“Es totalmente distinto ocupar un cargo designado en el gobierno que participar por un cargo de elección popular”, justifica y recuerda que cuando fue electo como diputado local en el 2010 obtuvo las votaciones más altas y para llegar al senado recibió un millón 250 mil sufragios.

A finales de febrero decidió solicitar licencia como Senador y, aunque señala que fue un gran honor esa curul, también lo es a gobernar el municipio más importante del estado: Veracruz, zona conurbada a Boca del Río, donde actualmente gobierna su hermano Miguel Ángel Yunes Márquez.

 

Gobernar Veracruz, “representa un enorme reto sobre todo por la grave situación que vive Veracruz en cuanto a falta de infraestructura, desarrollo, seguridad y empleo”, aseveró.

Dijo que está consciente que una de las batallas electorales más fuertes será en el puerto de Veracruz, por ser hijo del mandatario, pero afirmó que así como sus competidores echarán toda la carne al asador, él también hará lo mismo.

 

“Le voy a echar más carne al asador que ellos, yo estoy haciendo un trabajo de todos los días de mucho trabajo, de mucha cercanía con la gente, y vamos a lograr más que ellos, ellos tendrán que hacer su chamba, yo lo respeto, la mía será una campaña de muchas propuestas y de contacto con la gente”.

Sin embargo, se mostró incomodo e, incluso molesto, cuando se les cuestiona sobre las criticas a la familia Yunes por pretender enquistarse en el poder: “Esa es una opinión tuya…”, suelta y agrega: “Es una opinión tuya, no es una opinión general ni afirmación que pueda decir”.

Insiste que ha participado dos veces electoralmente y tiene más de un millón 350 mil votos a su favor “y eso es imposible de controlar”, en contra parte –agrega- lo que es criticable son los puestos de designación como en el caso de Morena, donde los hijos de su líder nacional, Andrés Manuel López Obrador han ocupado cargos partidistas o plurinominales.

En los últimos 10 años, el municipio de Veracruz ha estado en manos del Patido Revolucionario Institucional, pero ahora, “le vamos a arrebatar la alcaldía”, pues afirma que ha sido una década aciaga para los jarochos con falta de desarrollo, empleo e infraestructura.

Evita confrontarse con sus contrincantes electorales, el priista Fidel Kuri, dueño del equipo de futbol Los Tiburones Rojos del Veracruz; y el morenista Ricardo Exsome, un empresario ampliamente conocido.

 

“Los respeto, al igual que a los demás aspirantes, cada quien tendrá que hacer su trabajo".

 

Subrayó que el gran reto es que la ciudadanía salga a participar electoralmente, pues “tienen mucha razón en esta apatía, por lo que es necesaria una campaña propositiva y alegre”.

Rechazó que desde el gobierno estatal, donde gobierna su padre, vayan a ayudaelo aganar y recuerda que hay reglas e instituciones electorales y jurisdiccionales para que revisen todo.

“Necesitamos un presidente municipal y un gobierno que sepa como allegarse de recursos, que tenga un plan para llevarlos a cabo y un gobierno transparente y cercano a la gente, tenemos muchas deficiencias como drenaje, alumbrado, mejorar servicio de recolección, calles y avenidas ques están hechas un hueco y tenemos que mejorarlas”.

 

cfe

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS