Reportan muerte de líder de La Familia Michoacana

Divulgan que entre los ocho muertos del miércoles pasado en San Miguel Totolapan, estaría Ramiro Bahena Urieta
14/05/2017
01:17
Arturo de Dios Palma
Chilpancingo
-A +A

Entre las ocho personas asesinadas el pasado miércoles en la comunidad de La Gavia, en San Miguel Totolapan, estaría Ramiro Bahena Urieta, El Güero Pelayo, uno de los jefes del grupo delictivo La Familia Michoacana.

De acuerdo con informes de la fiscalía local y de la Secretaría de Seguridad Pública, entre los muertos del enfrentamiento que sostuvieron Los Tequileros y La Familia Michoacana la madrugada del pasado 10 de mayo, murió El Güero Pelayo. El jefe criminal fue uno de los cinco a quienes los pobladores les prendieron lumbre.

Sin embargo, precisaron que el Servicio Médico Forense (Semefo) no ha confirmado su identidad porque falta que se realice el perfil genético de los familiares.

El Güero Pelayo estaba identificado por las autoridades como un jefe regional de La Familia Michoacana en los municipio de Teloloapan, Acapetlahuaya y Apaxtla y era acusado de secuestrar y extorsionar.

El pasado miércoles a la comunidad de La Gavia llegó un grupo de La Familia Michoacana con el objetivo de capturar a Raybel Jacobo de Almonte, El Tequilero.

La Gavia, según pobladores, es la guarida de El Tequilero.

El grupo de La Familia Michoacana llegó por la madrugada y fue recibido a balazos por Los Tequileros. En ese enfrentamiento murieron ocho personas y dos más quedaron heridas.

Ese hecho provocó que la región de la Tierra Caliente se convulsionara. Desde el miércoles de manera constantes pobladores, integrantes del grupo de autodefensa del Movimiento por la Paz —que se conformó para capturar a El Tequilero— y transportistas han mantenido bloqueadas las principales vías. El viernes, la situación se tensó más, cuando policías y militares entraron por la fuerza a la cabecera municipal. En respuesta fueron bloqueadas más de 14 vías en siete municipios y quemaron más de 16 vehículos.

Para este sábado la situación continuó igual. Los bloqueos siguieron. Policías y militares lograron liberar tres vías y en una fueron atacados a balazos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS