Gobierno de Morelos culpa al Cuau por falta de agua

Por deuda, CFE ordena cortar 24 de 87 equipos de bombeo; afirman que 135 mil habitantes no tienen el servicio
En Cuernavaca 5 mil 216 personas reciben agua a través de pipas y cada tercer día una colonia sufre la falta en el suministro del líquido, según el Centro de Investigación Morelos rinde cuentas. (TONY RIVERA. EL UNIVERSAL)
12/05/2017
01:19
Justino Miranda / Corresponsal
Cuernavaca
-A +A

[email protected]

La carencia de agua potable en varias colonias de esta capital se debe a la fallida administración de recursos en el ayuntamiento de Cuernavaca, encabezada por Cuauhtémoc Blanco, puesto que a su llegada en enero de 2016 recibió una deuda con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) de 10 millones de pesos, y a la fecha suman 91.1 millones de pesos, informó el gobierno del estado.

Por ese adeudo, la CFE ordenó el corte de energía en 24 de los 87 equipos de bombeo del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (SAPAC) desde la segunda semana de abril, con afectación a 36.35% de la población que se abastece de esos pozos. “Hablamos de que 135 mil habitantes no tienen el servicio de agua potable debido al corte de energía por el adeudo del SAPAC con la CFE”, dijo Juan Carlos Valencia Vargas, secretario de la Comisión Estatal del Agua (Ceagua).

El problema, considera el Centro de Investigación Morelos rinde cuentas, es que el SAPAC es omisa en el registro de tomas de agua, porque en 2015 el Inegi registró 24 mil 699 negocios en Cuernavaca, contra 8 mil 257 tomas de agua comercial que tiene el sistema.

Es decir, sólo una tercera parte de los negocios pagan el agua con cuota comercial. El costo del líquido habitacional es 43% menor a esa cuota y si todos los negocios de la ciudad pagaran según el monto comercial, SAPAC recibiría 171 millones de pesos adicionales anualmente, explicó la organización.

El centro también detectó que cada tercer día una colonia no tiene agua; el 57% de los habitantes de Cuernavaca padecen fallas en el suministro; 41% están inconformes con el drenaje y 28.2% con el servicio de agua potable.

La calificación que le otorgan a la prestación de agua es de 6.49 en una escala de 1 al 10. Según el organismo, en Cuernavaca 5 mil 216 personas reciben agua en pipas y para esas familias el costo es cinco veces mayor que para quienes tienen acceso entubado.

El informe señala que una familia con toma de agua paga mil 74 pesos anuales; los que utilizan pipas pagan 5 mil 400, equivalentes a 20 pipas al año con costo unitario de 270 pesos.

 

Distribuyen agua en pipas. En medio de las crisis el gobierno estatal inició la distribución de agua mediante camiones cisternas, lo mismo hizo el ayuntamiento, mientras el edil negocia un acuerdo con la CFE en la CDMX.

Blanco afirmó que la entrega del líquido por parte del gobierno significa una campaña en su contra, porque si en realidad quisieran solucionar el problema ayudarían a cabildear el refinanciamiento de Cuernavaca ante el Congreso de Morelos. Aseguró que el suministro podría regularizarse en las próximas 48 horas, pero precisó que el SAPAC “no tiene para pagar de un trancazo”.

Sin embargo, el secretario de gobierno, Matías Quiroz, informó que el gobierno municipal tienen facturas vencidas con CFE desde septiembre de 2016 y de ese mes a la fecha deben 66.8 millones de pesos. Se suma el pago del convenio de reestructuración que el municipio firmó en 2016 con la paraestatal y que es 24.3 millones de pesos. “La crisis es ocasionada por la mala administración del SAPAC, que tiene comprometidos 92% de sus ingresos en gastos operativos, a pesar de que entre 2015 y 2016 han ingresado al sistema 540 millones de pesos”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS