Ballena azul varada y liberada el domingo, es hallada muerta en Oaxaca

Fue encontrada en la playa Cerro del Diablo, atrapada entre dos piedras
Autoridades mantienen un cerco alrededor del cadáver del animal, los restos pueden convertirse en un riesgo sanitario. Profepa deberá entregar un reporte de las causas de la muerte de la ballena (ROSALIA CHACA. EL UNIVERSAL)
10/05/2017
03:13
Salina Cruz
Rosalía Chacan
-A +A

[email protected] 

El fuerte olor a descomposición se percibe desde lo alto del acantilado El Mirador, uno de los cerros que rodean este puerto, lugar que elementos de la Secretaría de Marina y de la policía local tienen acordonado para que los curiosos no se acerquen a la ballena azul que murió el lunes en el Golfo de Tehuantepec.

La ballena, de más de 10 metros de largo y 30 toneladas de peso, encalló el domingo por la madrugada en la playa de La Ventosa; pobladores y ecologistas lograron liberarla después de varias horas de trabajo, lanzándola nuevamente al mar.

Sin embargo, el delegado regional de Protección Civil, Jesús González, informó que el lunes se le avisó sobre la presencia de una ballena muerta en playa abierta Cerro del Diablo; el cuerpo quedó atrapado entre dos bloques de piedra.

“Al parecer es la misma ballena que varó en La Ventosa el domingo, pero nadó perdida en el Golfo de Tehuantepec hasta morir y este martes el mar arrojó su cuerpo a la playa. Las autoridades de Profepa son la responsables de analizar el cuerpo y determinar la causas de la muerte, oficialmente no sabemos nada”, explicó.

No existe una teoría sobre las causas del varamiento de ballenas, pero lo más aceptado por biólogos marinos es que éstas se enferman o golpean, por lo que pierden el sentido.

“Las ballenas pierden el sentido, sobre todo las más jóvenes; por enfermedad o golpes llegan a las playas cansadas y débiles”, explicó Osvaldo Morales, jefe del Centro Regional de Investigación Pesquera de Salina Cruz. En este caso, indicó que el mamífero llevaba ocho días perdido.

Ayer, las autoridades de Profepa, Protección Civil y del municipio decidieron esperar que la marea alta ayude a sacar a la ballena para actuar de acuerdo a lo que indica el Protocolo de Atención a Varamiento de Mamíferos Marinos.

“Estamos esperando que el clima nos favorezca y darle sepultura, porque su descomposición en playa abierta puede convertirse en un riesgo sanitario”. Se prevé que en dos o tres días se mueva el cuerpo por partes con la ayuda de todas las corporaciones de seguridad.

Edil difiere. Según el alcalde de Salina Cruz, León Aragón, el animal podría no ser el mismo que quedó varado el domingo. Ésta suposición se basa en las medidas del espécimen: “No es oficial, porque Profepa es la responsable de dar el dictamen final, pero las medidas nos hacen suponer que son distintas; la primera medía más de 14 metros, la segunda es más pequeña, de siete metros, pero no tenemos la certeza aún”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios