Inicia exhumación en fosas comunes de Coahuila

El primero de un total de 458 cuerpos no identificados fue exhumado en el panteón municipal de Ciudad Acuña por personal de la Procuraduría estatal
Foto: Cortesía Grupo VIDA
17/04/2017
21:20
Hilda Fernández / Corresponsal
Saltillo, Coahuila
-A +A

El primero de un total 458 cuerpos no identificados que están sepultados en fosas comunes en este estado, fue exhumado en el panteón municipal de Ciudad Acuña, en la zona norte de Coahuila, por personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

Lo anterior fue atestiguado por familiares de desaparecidos y representantes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y autoridades estatales y federales.

Pasaron casi dos años de gestiones ante las autoridades locales y nacionales y organismos internacionales para lograr que este lunes se efectuara la “Primer Jornada de Exhumaciones en Fosas Comunes de Coahuila”.

Inicialmente serán recuperados cuatro cadáveres de víctimas de la violencia en el período 2007-2016, los cuales ya se encuentran ubicados, para ser estudiados por especialistas a fin de establecer su identidad. Posteriormente se continuará en otros cementerios de Saltillo, Torreón y otros municipios.

Desde 2015 colectivos de familiares de víctimas iniciaron gestiones y con el acompañamiento y asesoría del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), lograron que se establecieran las bases técnicas, humanas y jurídicas para llevar a cabo un Plan Estatal de Exhumación e Identificación.

Este proyecto se concretó en la Ley para la Localización, Recuperación e Identificación Forense de Personas del Estado de Coahuila de Zaragoza.

“Legislación con las herramientas adecuadas para realizar un trabajo acorde a lo que enfrentamos en estos momentos”, aseguraron media docena de colectivos que buscan a sus desaparecidos, a través del Centro Diocesano Para los Derechos Humanos 'Fray Juan de Larios'.

La ley aprobada en diciembre de 2016 por el Congreso Local a iniciativa del gobernador Rubén Moreira Valdez, es la primera en México en regular en forma completa la obligación de las autoridades de identificar los restos de las personas fallecidas y garantizar su restitución digna a sus deudos.

COORDINA LA PGJE

Después de un proceso largo y acucioso de documentación y capacitación de los especialistas, los trabajos de excavación en Acuña el lunes fueron coordinados por peritos de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

Participó personal de las Subprocuradurías de Personas Desaparecidas y Ministerial junto con la Dirección de Servicios Periciales y estuvieron familias de los cuatro colectivos de Coahuila.

También estuvieron representantes de Familias Unidas en la Búsqueda y Localización de Personas Desaparecidas A.C. de Piedras Negras, Grupo VIDA “Víctimas por sus Derechos en Acción” A.C., de la Región Laguna; “Alas de Esperanza”, asociación de Allende y; Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila y en México (FUUNDEC-M) y del Centro Diocesano para los Derechos Humanos “Fray Juan de Larios”.

OTROS TRES

Para este martes se tiene previsto recoger otros 3 cuerpos que se encuentran en resguardo en la ciudad de Piedras Negras, serán los primeros 4 cadáveres de víctimas que se trasladarán a Saltillo para proceder a su identificación.

Las familias solicitaron también la presencia de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas en México (que no asistió), la Fiscalía de Personas Desaparecidas de la Procuraduría General de la República (PGR), la Dirección de Atención a Víctimas.

Así como de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas de Coahuila (CEAV), la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y peritos independientes.

EN EL LARGO CAMINAR

Del doloroso viacrucis los deudos dicen: “Desde que desaparecieron a nuestros hijos, hijas, madres, padres, hermanas, hermanos, esposos, esposas, tíos, tías, sobrinos, sobrinas, nos dimos a la tarea de realizar la búsqueda en vida.

“Salimos a las calles de nuestras ciudades, a las veredas de nuestros ejidos, en nuestros barrios, colonias, en los cerros, en lugares peligrosos con la finalidad de preguntar por ellos y ellas y encontrarles con vida, porque vivos los llevaron y vivos los buscamos y los queremos”.

En este largo caminar, refirieron, mientras unos colectivos logramos sentar a las autoridades para que reconocieran el delito y asumieran su responsabilidad como tal, otros salimos a buscar en campo encontrándonos con fosas clandestinas donde había fragmentos humanos que podrían ser los nuestros.

La creación del Grupo Autónomo de Trabajo (GAT), mediador entre autoridades y familias, facilitó acuerdos para que la búsqueda e investigación tuviera mejores resultados.

Es a través de la Mesa de Coordinación Forense, especificada en los artículos 41, 42 y 43 de esa ley, que se supervisa el funcionamiento e implementación del sistema de gestión de información, el Plan Estatal de Exhumación e Identificación de Casos previamente procesados y los planes que se generen de acuerdo a lo ordenado por esa legislación.

La mesa la integran el Procurador General de Justicia del Estado de Coahuila, los titulares de la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas, de la Subprocuraduría de Personas Desaparecidas, de la Subprocuraduría Ministerial, de la Dirección General de Servicios Periciales y de la Comisión Estatal de Atención a Víctimas (CEAV) Coahuila.

Participan además una persona de cada uno de los grupos de familias de personas desaparecidas en el Estado.

Reconocen que el proceso que iniciaron será largo y lo harán por etapas con varias jornadas de trabajo cada una.

afcl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS