Celebran indígenas mayos Sábado de Gloria

Los miembros de la tribu mayo de Pueblo Viejo, Navojoa, Sonora, conviven con propios y extraños
Fotos Cortesía: Javier Escobar
16/04/2017
09:02
Amalia Escobar / Corresponsal
Pueblo Viejo, Navojoa
-A +A

De la ramada a la iglesia, cantos en español, latín y en el dialecto mayo; es el inicio de las procesiones del Sábado de Gloria, día de fiesta y de vela para esperar el Domingo de Resurrección de Jesucristo.

Los pascolas salieron de una manta blanca, seguidos por los fiesteros y matachines hacia el recinto sagrado. Hicieron tres recorridos cubiertos con cobijas y máscaras.

Replicaron las campanas, estallaron los cohetes. Están al lado del templo San Juan Bautista; unos judíos (fariseos) que durante 40 días cubrieron sus rostros con máscaras para pagar penitencia, se las quitaron, las incendiaron en la hoguera donde también quemaron machetes y el mal humor o “Judas Iscariote”.

El pueblo está de fiesta, llegó la Gloria, los miembros de la tribu mayo de Pueblo Viejo, Navojoa, Sonora, conviven con propios y extraños; muestran con orgullo sus costumbres y tradiciones católicas que hacen perpetuar cada cuaresma.

La tradición de los fariseos, penitentes que pagaron sus mandas, ya trajeron una máscara con cuero de cabra y madera, danzaron por las calles con las piernas envueltas en tiras de “ténabaris” que son capullos de mariposa con tierra de hormiguero que al caminar o bailar hacen ruido. Calzan huaraches y portan también armas de madera y tambores;

Se cubren también con una cobija que significa la piel, un cinturón de casquillos o carrizos y una máscara, cuyos colores significan la pureza, la sangre derramada por Cristo y la maldad; los colores representan la naturaleza. así van por las calles, de casa en casa, bailando por dinero para organizar sus fiestas. No hablan, se comunican a señas y no pueden voltear a ver mujeres.

Este ritual, es un sacrificio, los fariseos deambulan por las calles desde que sale el sol, hasta que se mete el sol. Soportan hambre y sed; son objeto de burlas, en algunos lugares los corren a pedradas, los muerden los perros; no pueden tomar bebidas alcohólicas, hablar en broma o decir groserías, porque todo inicia al colgarse un Rosario al cuello.

En Sábado de Gloria, al quemar las máscaras, los promeseros se tiran vencidos en la Cruz del Perdón frente a la Iglesia; luego de realizar con solemnidad el ritual católico, los nuevos fariseos se bautizan para continuar el próximo año con la tradición.

La celebración continúa durante toda la noche, mañana es Domingo de Resurrección. El final de las fiestas católicas en el mundo y también para la etnia mayo.

Un mosaico de sonidos, formas y colores hacen de la celebración religiosa de cuaresma una experiencia única.

En la Cuaresma intervienen en la pasión de Cristo: fariseos o Chapayecas, Pilato, soldados romanos, el propio Jesucristo, a los que se suman un tamborero (su sonido recuerdan los clavos de Cristo en la cruz, un flautista (su sonido es el lamento de la madre de Dios) y un cuerpo de vigilancia con grados militares para proteger y vigilar el orden.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS