Se encuentra usted aquí

Soldados refuerzan Quintana Roo y BCS

Su principal misión es vigilar a los turistas en estas vacaciones; ambos estados repuntaron en homicidios respecto a 2016
En Quintana Roo, la Secretaría de la Defensa Nacional de México envió 600 militares a Cancún y la Riviera Maya ()
01/04/2017
02:09
adriana varillas y gladys rodríguez Corresponsales
-A +A

[email protected]

Ante el repunte de la violencia en dos de los principales polos turísticos del país, este viernes arribaron cientos de elementos militares a Quintana Roo y Baja California Sur, con la misión de reforzar la seguridad de cara al próximo periodo vacacional.

En Quintana Roo, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) envió 600 militares a Cancún y a la Riviera Maya, luego de que los centros turísticos han enfrentado diversos hechos de violencia en lo que va del año.

De acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en enero y febrero de este año el número de homicidios dolosos en Quintana Roo aumentó en comparación con los mismos meses de 2016.

En los dos primeros meses de 2017 este estado del sureste de la República registró un total de 30 asesinatos, seis más que la cifra de 2016, cuando se contabilizaron 24 muertes violentas en el mismo periodo.

Al respecto, el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, rechazó que la seguridad se esté “militarizando”, ante la incapacidad de la policía estatal y del par de municipios en donde se ubican los centros vacacionales —Benito Juárez y Solidaridad— para contener la avanzada de la delincuencia. Señaló que se trata del apoyo que debe haber entre las fuerzas armadas y las policías.

“Basados, un poco, en el inicio de las vacaciones de la Semana Santa y en búsqueda de reforzar todos nuestros esquemas de seguridad, la Secretaría de la Defensa Nacional ofrece esta ayuda a través de estas fuerzas militares que llegan el día de hoy”, declaró el gobernador.

 

Los efectivos operarán en 18 bases localizadas en diversos puntos del corredor turístico que va de Cancún a Playa del Carmen.

 

 

 

 

Sobre la llegada de los efectivos armados, mandos militares indicaron que se trata de una acción coordinada que sumará al trabajo que realizan policías estatales y municipales. “El personal militar acude a los municipios de Benito Juárez y Solidaridad con la finalidad de proporcionar apoyo a las autoridades civiles y con el firme propósito de incrementar la perspectiva y calidad en materia de seguridad y bienestar social en las referidas comunidades”, indicó el comandante Gustavo Nieto Navarro.

El anuncio sobre el arribo de los 600 elementos de las fuerzas castrenses se realizó la tarde del vierne, en el 64 Batallón Militar, localizado en Cancún. La ceremonia estuvo encabezada por altos mandos de la Sedena, el mandatario estatal, el secretario de Gobierno, Francisco López Mena; el secretario de Seguridad Pública del estado, Rodolfo del Ángel, y el encargado de despacho de Seguridad Pública de Cancún, José Luis Jonathan Yong.

Ni las autoridades estatales ni los mandos militares precisaron el tiempo de permanencia de este grupo de militares, ni los plazos establecidos para brindar resultados.

 

Cientos. En el caso de Baja California Sur, la llegada de los elementos militares responde al recrudecimiento de hechos de violencia, principalmente en zonas de importancia turística como son Los Cabos y La Paz.

Así lo informó el gobernador del estado, Carlos Mendoza Davis, quien dijo que por los hechos de alto impacto se acordó con el presidente Enrique Peña Nieto el envío de más efectivos a la entidad.

 

Según datos oficiales de la Secretaria de Gobernación (Segob), Baja California Sur es uno de los 12 estados que alcanzaron niveles históricos de violencia en los primeros meses de 2017, puesto que sumó 75 asesinatos, siete veces más que los 11 registrados en el mismo periodo de 2016.

En el caso de la entidad, se trata del inicio de año más violento del que se tiene registro, porque representa el punto más alto desde 1997, cuando empezaron los conteos oficiales.

Hace unos días el hallazgo de hieleras y bolsas con seis cuerpos desmembrados en   total, en dos hechos distintos en Cabo San Lucas, causó temor entre habitantes y turistas, puesto que el destino no tenía registro de una situación similar.

Aunque las autoridades se reservaron el número de efectivos militares que llegarán para apoyar las tareas de seguridad, fuentes consultadas apuntan a que sumarían al menos 900 elementos de la Sedena.

Sobre el tema, el gobierno del estado sólo informó en un comunicado la llegada de “un importante contingente de efectivos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) con equipamiento y unidades de inteligencia, con el fin de implementar con mayor contundencia las estrategias establecidas por el Grupo de Coordinación en materia de seguridad”.

 

En el transcurso de la tarde de este viernes EL UNIVERSAL confirmó una importante circulación de fuerzas militares que han sido trasladadas a diversas comunidades en vehículos de la Secretaría de Seguridad Pública.

Vecinos de localidades como Cabo del Este advirtieron la presencia de los efectivos. Esta zona comprende la franja costera del mar de Cortés (en el municipio de Los Cabos) e integra poblados con alta presencia de turistas  y residentes estadounidenses y canadienses.

En el mes de enero, al menos 200 elementos de la Gendarmería arribaron a Baja California Sur para apoyar operativos especiales. La mayoría permaneció en Los Cabos, donde se confirmó la llegada de “cientos” de efectivos militares.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS